La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, exhortó a los empresarios a no relajar las medidas ante el COVID-19 y cumplir con la normatividad para cuidar a sus trabajadores, e indicó que se mantienen las inspecciones en las empresas.

Respecto a las industrias no esenciales que se niegan al cierre, indicó que están principalmente las tiendas departamentales con un 26 por ciento, comercio de productos prescindibles, con otro 26 por ciento, y la venta, reparación, mantenimiento y distribución de vehículos para uso particular con 20 por ciento.

Abundó que de acuerdo con la distribución en el territorio nacional, por entidad federativa, el 42 por ciento de las empresas que se negaron a cerrar se encuentran en los municipios más afectados por la pandemia.

Dentro de las empresas que se niegan al cierre están: Grupo Comercial DSW y Servicios Operativos de Control, en Tapachula; Megasports, en la alcaldía Iztacalco; Comercializadora de Muebles América, en Guadalajara.

Mientras que las que cumplen con las medidas son: Centro Comercial La Marina, en Manzanillo; Mazda Motor Manufacturing, en Irapuato; Almacenes Anfona, en Mérida; y Fujikura Resourece Muzquiz, en Coahuila.

Alcalde Luján recalcó que todavía faltan 13 días para regresar a la “nueva normalidad”, por lo que las inspecciones a los centros de trabajo continúan para verificar que las empresas no esenciales se encuentren cerradas y las esenciales cumplan con las medidas sanitarias.

Asimismo, refirió que a partir del mes de junio las visitas a las empresas serán distintas, de acuerdo con el semáforo en el municipio que se encuentre cada centro de trabajo, pero siempre inspeccionando que se cumpla con lo determinado por las autoridades sanitarias.

La encargada de la política laboral del país informó sobre “Quién es quién” en el cumplimiento de las medidas sanitarias y destacó que el 94 por ciento de las empresas están cumpliendo, mientras que el 6 por ciento se niega al cierre.

Fuente: NTX