El canciller Marcelo Ebrard dio a conocer que hasta la fecha son 959 los connacionales que han fallecido de COVID-19 en Estados Unidos, y la mayoría de ellos se encontraban en Nueva York.

“En otros países solamente tenemos siete registros y casos confirmados en donde la cancillería esté participando directamente en la atención médica para mexicanas y mexicanos en otros países, tengo al día de ayer 72”, explicó durante una reunión virtual con legisladores de la Comisión Permanente.

Respecto a la repatriación de mexicanos con peticiones pendientes de atender, “todavía nos faltan, a esta fecha, registrados dos mil 531 mexicanos, con presencia de vuelos comerciales, países donde hay todavía vuelos comerciales, desde luego de 630; donde no hay vuelos comerciales son mil 426 y donde hay posibilidades, pero muy limitadas de vuelos, 475”.

En un reporte de 11 puntos, el secretario de Relaciones Exteriores expuso cuántos mexicanos han sido traídos de regreso durante este periodo de pandemia para evitar contagios del coronoavirus.

“Entonces, a esta fecha, de América Latina se han retornado seis mil 904 personas; de América Latina fue el número mayor, de hecho, continúa este proceso, este fenómeno. Para organizar este número que les acabo de dar, 12 mil 746 de América Latina, decía yo casi siete mil de Europa, casi cuatro mil, tres mil 952 para ser exactos, y del Asia-Pacífico 792, en el Medio Oriente 209, de África 563, precisó.

En ello se ha participado de muy diversas maneras, desde mandar a la Fuerza Aérea Mexicana a donde ha sido posible, y no había otra alternativa, o que el Instituto Nacional de Migración contratara vuelos chárter para ese propósito, intercambios con las aerolíneas y mucha coordinación con otro número de países, abundó Ebrard Casaubon.

“Se han reunido por vía remota el orden 695 mil, sean consultas o solicitudes de diferentes tipos de apoyo; de manera directa, o familiares o personas. Los consulados que han hecho un trabajo extraordinario, han estado en relación con 209 mil personas y se ha activado una red en Estados Unidos de lo que llamamos aliados participantes, de alrededor de cinco mil 801 organizaciones que nos han apoyado a lo largo de estas semanas”, finalizó el funcionario federal.