Hoy en día, México se encuentra en el quinto lugar de más contagios y muertes por COVID-19 en América debido al bajo número de pruebas y relajamiento de medidas, señaló el especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Francisco Oliva Sánchez.

El investigador de la UAM señaló que en aras de no afectar los derechos humanos, el Gobierno Federal ha optado por no imponer disposiciones obligatorias de aislamiento, a pesar de estar en una etapa de suma hospitalización y muertes.

“Hay personas que no están tomando en serio las acciones de mitigación, no por falta de comprensión, sino porque no creen en la gravedad de la problemática ni asumen el riesgo y sigue habiendo fiestas masivas y reuniones en casas, sin usar cubrebocas ni alcohol en gel”, comentó.

En ese sentido, el especialista indicó que en lugares clave del país como son la Ciudad de México y la Zona Metropolitana se debería extender el confinamiento al menos 15 días más.

La ciudadanía debiera estar muy consciente de que el retorno será gradual, pues no se abrirá todo al cien por ciento y deberá procurarse no abarrotar plazas públicas o mercados sobre ruedas ni relajar las medidas de higiene, apuntó.

Finalmente el académico del Departamento de Atención a la Salud de la Unidad Xochimilco subrayó que se debería ampliar la aplicación de pruebas confirmatorias, “porque hay bastantes portadores asintomáticos y no digo que se hagan millones, pero sí más”.

Fuente: NTX