Un paciente de 61 años que se encontraba hospitalizado en el  Hospital Regional General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Orizaba por COVID-19 se suicidó arrojándose del quinto piso del nosocomio.

Los hechos acontecieron durante la madrugada de este martes, cuando presuntamente el adulto mayor, víctima de la depresión, burló la la vigilancia, se arrojó por la ventana de la habitación y cayó en el área de estacionamiento del nosocomio.

El ahora occiso, quien fue identificado como Ceferino “N”, era originario de Córdoba y se encontraba en el quinto piso, área que fue habilitada para la recepción de los pacientes que ingresan por Coronavirus.

Al lugar se movilizaron elementos de las policías Ministerial y Municipal para acordonar la zona y hacer el levantamiento del cadáver para su traslado al Servicio Médico Forense.

Hasta el momento las autoridades no han emitido un comunicado oficial para dar detalles del hecho, sin embargo, ha generado preocupación entre los pacientes que se encuentran internados y familiares, pues advierten que el área de recepción de casos de COVID-19 debió quedar en un piso más accesible.

De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud estatal, en Orizaba se reportan 26 casos confirmados de Coronavirus y dos defunciones.

Fuente: NTX