Con la premisa de que la crisis de derechos humanos y de gobernabilidad democrática en el país tiene como causa central “la complicidad entre el poder político y el poder económico, sometiendo la rectoría del Estado a los intereses privados de unos cuantos”, la Secretaría de Gobernación (SG) emitió el programa sectorial de esta dependencia para el periodo 2020-2024.

La dependencia destaca, como objetivo prioritario de este programa, proteger los derechos humanos para atender “las graves violaciones”, garantizar a las víctimas su derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición, particularmente ante la problemática de la desaparición de personas y feminicidios. 

“Para ello se requiere una política integral a partir del reconocimiento de la grave situación a las violaciones a los derechos humanos y atender sus causas estructurales”, entre estas la pobreza y la corrupción, se advierte en el texto publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación. 

Las más graves expresiones que derivan en esta crisis de derechos humanos, desaparición de personas, tortura, trata de personas, desplazamiento forzado interno y violencia feminicida “han tenido un fuerte impacto social por su magnitud, por la multiplicidad de derechos que son afectados, así como por la omisión de las autoridades”. 

Por tanto, subraya Gobernación, es urgente la atención prioritaria de las graves violaciones mediante un trabajo coordinado entre las dependencias y entidades, con énfasis en la prevención y la atención de víctimas. 

Destaca el caso de la desaparición de las personas y menciona que el reto central es generar un eficiente mecanismo de búsqueda. 

De la violencia contra las mujeres subraya que según datos de 2016, 66.1 por ciento ha sufrido al menos un incidente de este tipo durante su vida. 

También se destaca el tema de la participación ciudadana en la toma de decisiones, por lo cual se requieren generar lineamientos, guías e instrumentos que garanticen la democracia participativa, así como la atención a organizaciones sociales sin el uso de la fuerza pública. 

“De este modo, para 2024 y 2040, la proporción de la población que se organiza para resolver problemas públicos crecerá de manera sostenida, lo que abonará a la transformación del país en donde la paz sea fruto de la justicia, como un sello del actual gobierno”. 

A partir del 2024, añade, la sociedad mexicana se habrá apropiado de su derecho humano a participar y gozará de la capacidad de incidir en todas las esferas de la vida pública. 

En cuanto a la discriminación, la dependencia alerta que ésta “se ha institucionalizado y se reproduce en todos los ámbitos de la vida nacional”, lo cual afecta a miembros de grupos históricamente excluidos y discriminados: mujeres, niñas, niños y adolescentes, pueblos indígenas y afromexicanos, personas con discapacidad, personas de la diversidad sexual y de género, y personas en situación de pobreza, entre otros. 

Asimismo, Gobernación busca atender en los cuatro años del programa el déficit de registro de nacimiento (se calcula que entre uno y tres millones de personas en el país no cuentan con este registro); generación de documentos de identidad, en especial un proyecto sustentado en la base de la identidad biométrica, así como generar una política migratoria respetuosa de los derechos humanos. 

Otro objetivo es “coadyuvar a recuperar el Estado de derecho para garantizar la gobernabilidad democrática a nivel nacional”. 

En cuanto al área de Juegos y Sorteos, Gobernación busca “desarrollar y proponer un proyecto de reforma a la Ley Federal de Juegos y Sorteos y su reglamento que considere el avvance tecnológico y los cambios sociales”. 

Promover una cultura de legalidad en este ámbito de juegos de azar y con apuesta y combatir la corrupción entre los inspectores y demás personal de esta área.

Con la premisa de que la crisis de derechos humanos y de gobernabilidad democrática en el país tiene como causa central “la complicidad entre el poder político y el poder económico, sometiendo la rectoría del Estado a los intereses privados de unos cuantos”, la Secretaría de Gobernación (SG) emitió el programa sectorial de esta dependencia para el periodo 2020-2024.

La dependencia destaca, como objetivo prioritario de este programa, proteger los derechos humanos para atender “las graves violaciones”, garantizar a las víctimas su derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición, particularmente ante la problemática de la desaparición de personas y feminicidios. 

“Para ello se requiere una política integral a partir del reconocimiento de la grave situación a las violaciones a los derechos humanos y atender sus causas estructurales”, entre estas la pobreza y la corrupción, se advierte en el texto publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación. 

Las más graves expresiones que derivan en esta crisis de derechos humanos, desaparición de personas, tortura, trata de personas, desplazamiento forzado interno y violencia feminicida “han tenido un fuerte impacto social por su magnitud, por la multiplicidad de derechos que son afectados, así como por la omisión de las autoridades”. 

Por tanto, subraya Gobernación, es urgente la atención prioritaria de las graves violaciones mediante un trabajo coordinado entre las dependencias y entidades, con énfasis en la prevención y la atención de víctimas. 

Destaca el caso de la desaparición de las personas y menciona que el reto central es generar un eficiente mecanismo de búsqueda. 

De la violencia contra las mujeres subraya que según datos de 2016, 66.1 por ciento ha sufrido al menos un incidente de este tipo durante su vida. 

También se destaca el tema de la participación ciudadana en la toma de decisiones, por lo cual se requieren generar lineamientos, guías e instrumentos que garanticen la democracia participativa, así como la atención a organizaciones sociales sin el uso de la fuerza pública. 

“De este modo, para 2024 y 2040, la proporción de la población que se organiza para resolver problemas públicos crecerá de manera sostenida, lo que abonará a la transformación del país en donde la paz sea fruto de la justicia, como un sello del actual gobierno”. 

A partir del 2024, añade, la sociedad mexicana se habrá apropiado de su derecho humano a participar y gozará de la capacidad de incidir en todas las esferas de la vida pública. 

En cuanto a la discriminación, la dependencia alerta que ésta “se ha institucionalizado y se reproduce en todos los ámbitos de la vida nacional”, lo cual afecta a miembros de grupos históricamente excluidos y discriminados: mujeres, niñas, niños y adolescentes, pueblos indígenas y afromexicanos, personas con discapacidad, personas de la diversidad sexual y de género, y personas en situación de pobreza, entre otros. 

Asimismo, Gobernación busca atender en los cuatro años del programa el déficit de registro de nacimiento (se calcula que entre uno y tres millones de personas en el país no cuentan con este registro); generación de documentos de identidad, en especial un proyecto sustentado en la base de la identidad biométrica, así como generar una política migratoria respetuosa de los derechos humanos. 

Otro objetivo es “coadyuvar a recuperar el Estado de derecho para garantizar la gobernabilidad democrática a nivel nacional”. 

En cuanto al área de Juegos y Sorteos, Gobernación busca “desarrollar y proponer un proyecto de reforma a la Ley Federal de Juegos y Sorteos y su reglamento que considere el avvance tecnológico y los cambios sociales”. 

Promover una cultura de legalidad en este ámbito de juegos de azar y con apuesta y combatir la corrupción entre los inspectores y demás personal de esta área.

Fuente: La Jornada