La Cámara de Diputados dio a conocer el procedimiento al que habrán de ajustarse los periodistas que regularmente cubren las actividades en San Lázaro. Se pretende evitar al máximo el contacto de los reporteros con los diputados durante el lunes y martes próximos, cuando ocurra el periodo extraordinario de sesiones donde se aprobarán las leyes reglamentarias del T-Mec.

A través de un comunicado se establece que la sala de prensa en San Lázaro tiene nueva infraestructura, se colocaron acrílicos para evitar el contacto entre reporteros y esa área se ha sanitizado.

También se pide respetar con pulcritud las siguientes indicaciones:

“Evitar entrevistas banqueteras (conocidas en el argot como ‘chacaleos’). La entrada y salida de las y los diputados al pleno será por goteo, solo se permitirá tener 50 legisladoras y legisladores dentro del mismo, si requieren conferencia, deberá programarse con tiempo para preparar el área y los tiempos para evitar aglomeraciones.”

Los coordinadores de comunicación social no tendrán acceso al pleno; todo su trabajo deberá ser ejecutado desde la oficina.

A los fotógrafos se les asignarán los balcones laterales en el pleno cameral, y también será el acceso por goteo, no tendrán acceso al pleno.

En ambos día solo asistirán 15 personas del área, el resto del personal trabajará desde casa. La prioridad es la transmisión en vivo. Y la oficina de Comunicación Social compartirá el material audiovisual que se genere.

Fuente: La Jornada