No nos detendrán los cobardes ataques de la delincuencia, aseguró Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y protección Ciudadana (SSPC), durante la ceremonia conmemorativa al inicio de operaciones de la Guardia Nacional, y sostuvo que “los problemas de seguridad pública no tienen ciertamente una solución militar pero la disciplina, formación y sentido del deber que tienen un militar y un marino ahora inherentes a la Guardia Nacional, son imprescindibles en la solución de los problemas que tiene el país”.

Al hacer un reconocimiento del gobierno federal a las fuerzas armadas, dijo que sin ellas “no sería en este momento posible enfrentar exitosamente el reto de la inseguridad” y que “su colaboración cuenta ahora con una certeza constitucional que por mucho tiempo se les regateó”.

Durante el acto realizado en el Campo Marte y que fue encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, Durazo Montaño mencionó que la puesta en marcha de la Guardia Nacional ya se traduce en una disminución de la incidencia delictiva en un buen número de delitos que afectan a la ciudadanía, señalando que en el caso de los delitos del fuero federal, se ha logrado una reducción del 28.7 por ciento respecto a los delitos cometidos en 2019.

“Reconocemos que en el caso de los homicidios dolosos aún tenemos mucho por hacer, no obstante ir a la cifra de incidencia criminal en su conjunto, nos dicen que les estrategia es la correcta pues hemos logrado poner un alto a la tendencia histórica de crecimiento de este delito, y desacelerarlo”.

Asimismo, reconoció “a aquellos integrantes de la antigua Policía Federal que decidieron continuar al servicio del pueblo de México desde esta trinchera (la Guardia Nacional) y que no cedieron a las presiones de los diversos grupos de interés que buscaron desestabilizar su transición a la Guardia Nacional”.

Sostuvo que “enfrentando sin cuestionar los riesgos que implica hacer frente al crimen organizado” el gobierno federal y de manera concreta los integrantes de la Guardia nacional trabajan “a diario para construir un entorno de paz para todas y todos los mexicanos y nada habrá de impedir que logremos alcanzarlo, no lo detendrán los cobardes ataques de la delincuencia. La Guardia Nacional representa para nuestro país el no darse por vencidos en esta lucha.

“Continuaremos trabajando para que esta institución sea fuerte, es nuestro empeño que cubra la totalidad del territorio nacional con fuerza suficiente y permanente para que cada compatriota que requiera de su auxilio lo encuentre de manera cercana y oportuna, es nuestra aspiración que sea una institución bien remunera y sus integrantes tengan la oportunidad de hacer una carrera profesional honesta”.

Hizo un llamado para que “las inercias gubernamentales y las diferencias de visión se conviertan en un obstáculo para la consolidación˝ de la Guardia Nacional, ya que sus integrantes que provinieron del Ejército, la Marina y la Policía federal, ya no son soldados, marinos ni federales, son guardias nacionales y se debe trabajar en la construcción de una sola identidad.

Refirió que “a un año de su inicio contamos con una institución de seguridad pública que es motivo de orgullo y esperanza para la nación, han sido 12 meses intensos y fructíferos de construcción institucional, la Guardia goza ya de existencia constitucional, reglamentara, organizacional, administrativa y presupuestal, además de la operativa.

“Se dice fácil pero se trata de toda una hazaña político burocrática, particularmente si tomamos como parámetro a corporaciones similares existentes a otros países que han requerido de generaciones para establecerse plenamente. Algunas de ellas alcanzan incluso la condición de centenarias”.

Sostuvo que se tiene que “perseverar en la lucha hasta eliminar las redes de complicidad institucional que en el pasado permitieron que los grupos delincuenciales se extendieran y arraigaran, de hecho no se puede entender esta crisis sin cesar los efectos perniciosos de la corrupción en los cuerpos de seguridad pública.

“Durante años la seguridad se vio mermada por la violencia y el empeoramiento de grupos delictivos al amparo del poder, ello esquisto a dichos grupos y desestructurarlos no ha sido fácil, algunos de sus tentáculos siguen viven pero no será por mucho tiempo”, y mencionó que actualmente esta corporación ya cuenta con 90 mil elementos y que el objetivos cerrar el próximo año con una institución con 150 mil integrantes.

Fuente: La Jornada