Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), aseguró que en Guanajuato uno de los factores de inseguridad se relaciona con las disputas que sostienen organizaciones delictivas y que “no obstante los niveles de violencia, hay un debilitamiento evidente de los grupos criminales”.

Durazo habló con periodistas este miércoles al concluir la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la refinería de Salamanca.

Aseguró (sin referirse por su nombre a José Antonio Yépez Ortiz, El Marro), que ”uno de los líderes de las organizaciones criminales más importantes del estado ya no está en su casa con alberca, ya está en una casa a medio construir, batallando para cubrir la nómina.

“Por supuesto que hay un debilitamiento y con frecuencia esos brotes de violencia obedecen a reacciones no planeadas de las propias organizaciones criminales”.

Puntualizó: “El debilitamiento mayor es el de cártel de Santa Rosa, porque ha sido el cártel dominante. También hay que recordar que el Santa Rosa es una escisión del Cártel Jalisco (Nueva Generación) y luego viene una escisión del Santa Rosa y uno de los escindidos regresa a sus viejas alianzas con el cártel Jalisco.

“Entonces parte de la problemática en el país es la fragilidad de las alianzas de las organizaciones criminales, ya no hay honor entre ladrones”, agregó.

Fuente: La Jornada