La pandemia de Covid-19 ha generado estragos en 93.2 por ciento de las empresas del país, pero sólo 7.8 por ciento recibieron algún apoyo ya sea del gobierno o de cámaras empresariales para reducir las afectaciones de la contingencia sanitaria, exhibió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre las empresas que han observado alguna afectación derivado de la pandemia, en 91.3 por ciento se refleja en la disminución de los ingresos que puede llegar hasta de 56.3 por ciento, hecho que se recarga sobre todo en la más pequeñas, reporta la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por Covid-19 (ECOVID-IE).

Mientras en las grandes unidades económicas la disminución promedio de ingresos es de 27.7 por ciento, en las micro alcanza a 56.7 por ciento. Esto se acompaña de baja de demanda, escasez de insumos, reducción del personal y baja de remuneraciones y prestaciones.

Inegi reportó que 15.4 por ciento de las empresas han reducido personal y lo han hecho hasta en 44.9 por ciento; mientras que 19.1 han reducido salarios y prestaciones hasta en 49.7 por ciento.

Seis de cada diez en paro técnico

Arturo Blancas, director general de Estadísticas Económicas de Inegi, abundó que la mayoría de las empresas en el país, seis de cada diez, implementaron paros técnicos en el marco de la contingencia sin importar que fueran o no esenciales. De hecho, 46.7 por ciento de éstas se mantuvieron cerradas más de 21 días.

No obstante, los apoyos no han llegado ni a una de cada diez empresas. Entre abril y mayo, 7.8 por ciento tuvo acceso alguno, el 88.8 por ciento provino del gobierno federal o estatal y que han tenido mayor impacto en las micro empresas; 8.2 por ciento recibió de cámaras y organizaciones empresariales que han tenido efecto en las grandes unidades económicas.

Los apoyos varían. Por ejemplo, las micro empresas son las que acceden primero a las transferencias en efectivo, mientras los apoyos fiscales y subsidios a la nómina se centran en las grandes.

Entre las principales razones que dan las empresas del por qué no cuentan con un apoyo, el 37.4 por ciento dijo no tener conocimiento de ellos. Otro 18.2 por ciento dijo que la solicitud es demasiado complicada y 17.5 dijo pedir el apoyo, pero no lo recibió.

Dependiendo del tamaño de la empresa, creen que se deben reforzar distintas medidas para la situación actual. Por ejemplo, las reducciones o exenciones fiscales son el rubro más reiterado por grandes y medianas y pequeñas empresas, lo mismo el diferimiento de impuestos.

No obstante, las micro abogan por un mayo respaldo en aplazamiento de pagos por servicios y transferencias de efectivo.

En cuanto a expectativas, la mayoría de las empresas –46.9 por ciento- prevé que en un escenario neutral para los próximos seis meses sus ingresos caerán respecto a lo que ingresaron en 2019 durante el mismo periodo, 20.5 por ciento prevé que aumentarán y 32.6 que permanecerán igual.

Fuente: La jornada