De acuerdo al organismo Semáforo Delictivo en el informe del primer semestre del año se tiene un incremento de 10% en feminicidios y de 2% en violencia familiar. Los estados que registran las mayores tasas son: Colima, Baja California, Chihuahua y Guanajuato.

También hay otras entidades que muestran un incremento en el semestre como Michoacán, Sonora, Zacatecas y San Luis Potosí.

La mayor parte de estos son ejecuciones de bandas y cárteles dedicados al narcotráfico, por la conocida lucha por el control territorial.

“Ni la Guardia Nacional, ni los exhortos del Presidente, ni los supuestos programas de asistencia social han logrado reducir la violencia en el país. Seguimos en lo mismo”, manifestó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

Destacó que los cárteles de la droga se pelean con plata y plomo y van colapsando a la sociedad y al gobierno y algunos de ellos, incluso, lo hacen con mucha publicidad y descaro e insistió que es un desafío y el gobierno federal no reacciona.

“Ya vimos que la 4T no cumplió su promesa. Ahí están las consecuencias. Los cárteles cada vez tienen más plata y muestran más plomo”, puntualizó.

En el Semáforo de Alto Impacto, que monitorea los delitos de crimen organizado como homicidio, secuestro, extorsión, narcomenudeo y robo de vehículos, los estados con más semáforos en rojo son Colima, Quintana Roo, Chihuahua, Zacatecas, Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Sonora, San Luis Potosí, Morelos y Estado de México.

Roel recordó que han alertado sobre este incremento y la necesidad de reforzar las campañas preventivas y los servicios de atención oportunos.

“La violencia familiar tiene muchos grados y puede evitarse con buenas campañas preventivas y atención oportuna. El feminicidio, suele ser una violencia familiar extrema y requiere de protocolos más estrictos, pero mucho se puede hacer para evitarla”, apuntó.

Resaltó que el confinamiento va a continuar y viene una crisis económica profunda que puede agravar éstos y otros delitos de corte patrimonial.

“Aunque algunos estados y municipios tienen buen desempeño en la prevención y atención de los delitos, la violencia extrema, la de narcotráfico, es responsabilidad del gobierno federal y, desafortunadamente, ahí no vemos resultados”, expuso.

Fuente: 24 horas