El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó este mediodía la renuncia del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, porque “tuvimos un diferendo que sólo se da entre hombres libres y con criterio, acerca de la operación de los puertos”.

El secretario ahora dimitente sostenía que la SCT debería seguir operando los puertos, mientras el presidente plantea que queden administrados por la Secretaría de Marina, ante la proliferación de actos de corrupción y tráfico de drogas.

López Obrador destacó la trayectoria “honorable” de Jiménez Espriú al frente de la dependencia y anunció la designación de Jorge Arganis Díaz Leal como nuevo titular.

Arganis fue director de Obras Públicas en la ciudad cuando López Obrador fue jefe de gobierno (2000-2005).

Mediante un video grabado en sus oficinas de Palacio Nacional, con la presencia de Jiménez Espriú y Arganis, el mandatario explicó sus razones por las cuales consideró necesario que la Marina se haga cargo de los puertos: “Queremos que esta institución se haga cargo del cuidado de las costas, de las aduanas marítimas, los puertos, porque es una institución que además de profesionalismo va a poner el orden que se requiere para que no haya inseguridad”.

López Obrador dijo estar preocupado por los niveles de violencia registrados en Colima, donde se encuentra el puerto de Manzanillo, dado que ocupa actualmente el primer lugar en homicidios a nivel nacional, lo cual obedece a la operación del puerto.

También expresó preocupación por la entrada de droga sintética, el fentanilo en especial, una droga que llega de Asia a los puertos del Oceáno Pacífico.

Son drogas sintéticas que generan mucho daño a los jóvenes, de ahi la necesidad de que la Marina se haga cargo de la operación, expuso el mandatario. Ademas, dijo, esto sirve para regresar a la Marina a las costas, porque con la inseguridad se le habían asignado otras tareas que ahora se pueden cubrir con la creación de la Guardia Nacional.

Reconoció que se requieren reformas legales para dar sustento a esta determinación.

Imagen de la carta de renuncia de Javier Jiménez Espriú

En su oportunidad, Jiménez Espriú ratificó el motivo de su separación.

“Agradezco su aceptación a mi decisión de separarme por este diferendo, esta discrepancia en relación a lo que ha mencionado”, dijo.

También expresó su satisfacción por haber participado en un periodo de gobierno donde se lograron importantes cambios, “como se lo hice saber en la carta que le presenté, que yo sigo siendo fiel y leal a los propósitos de la Cuarta Transformación y desde la atalaya donde me encuentre seré leal a esos principios”.

Arganis destacó la importancia de incorporarse a una secretaria fundamental en esta coyuntura económica derivada de la crisis de la pandemia, porque está abocada al desarrollo de la infraestructura y apoyo a proyectos prioritarios, particularmente en el sur de este país. 

Fuente: La Jornada