Un grupo de sobrecargos jubilados de Mexicana de Aviación se manifestaron afuera del ex Hangar Presidencial, para exigir el pago de pensiones y se respete el laudo que ya causó estado y el cual les ha dado dos embargos, entre ellos, el producto financiero que emane de la explotación de las rutas y slots de la aerolínea. 

“Somos trabajadores en retiro y tenemos el derecho ya que hace dos años conseguimos la resolución. Hoy en día nos tienen sentados en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para llegar a un acuerdo de cómo repartir (con el resto de los sindicatos de pilotos, sobrecargos, de tierra y confianza) los bienes que existen en Mexicana”. 

Durante la protesta que se realizó esta mañana previo a la reunión del gabinete de seguridad, así como la conferencia matutina para que medios de comunicación conozcan el avión TP01 Boeing 787 Dreamliner José María Morelos y Pavón, los inconformes desplegaron pancartas. 

Fausto Guerrero Díaz, presidente de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y ex Trabajadores de la Aviación Mexicana (Ajteam), señaló que las autoridades de la JFCA tratan de beneficiar a los sindicatos “y pretenden dejarnos en la calle”. 

“No es justo, nosotros llevamos a cabo una demanda, ya la ganamos, cumplimos con el Estado de derecho de este país con toda la normatividad. Por eso estamos aquí hoy para decirle al presidente que la Secretaria del Trabajo y la de Comunicaciones y Transportes le están mintiendo porque no nos están resolviendo absolutamente nada, nos están dando largas”. 

Asimismo dijo que ayer falleció otro sobrecargo jubilado de Mexicana de Aviación, “sin alcanzar justicia. Somos la clase más vulnerable. Afortunadamente la mayoría de los ex trabajadores consiguieron empleos, no es nuestro caso. La mayoría de nosotros estamos rebasando los 60 años, no nos dan trabajo en ningún lado. Muchos de nosotros estamos dedicados al subempleo, desgraciadamente nos obligaron a esto y lo único que pedimos es justicia, no pedimos limosna, no queremos que nos den del erario público ni un centavo, queremos que nos den nuestro dinero. 

“De Mexicana todavía hay bienes que al día de hoy están produciendo dinero. Tenemos un centro de adiestramiento. Tenemos dos almacenes fiscales en este aeropuerto que están produciendo dinero y el único que gana es el síndico encargado de la administración de la quiebra. Alfonso Trujeque, quien tiene un salario de más de 230 mil pesos mensuales”. 

Reiteró que la situación económica de los trabajadores en retiro en medio de la pandemia es crítica, ya que recordó que en agosto cumplen 10 años que no reciben su pensión vitalicia.

Fuente: La Jornada