Al obtener la mayoría calificada, con 79 votos, Alfredo Domínguez Marrufo fue designado, por el Pleno del Senado de la República, director general del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que estará encargado de sentar las bases de la democracia, justicia y transparencia sindical. 

Los otros dos candidatos que conformaron la terna, enviada por el Ejecutivo Federal, son Rafael Chong Flores, quien obtuvo 12 votos y María Estela Ríos González, que recibió siete de los sufragios. En total fueron emitidos 98 votos. 

Posteriormente, la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, tomó la protesta de ley a Alfredo Domínguez Marrufo y le deseó suerte en su encargo. 

El Centro será el encargado de materializar las transformaciones que fueron aprobadas en la Reforma Laboral de 2019, así como los compromisos contraídos con la comunidad internacional y los tratados comerciales, como el tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífica (CPTPP). 

Asimismo, tiene el objetivo de sustanciar el procedimiento de conciliación que deberán agotar los trabajadores y patrones, en asuntos individuales y colectivos del orden federal, así como todos los procesos administrativos relacionados. 

Este organismo será competente para registrar, a nivel nacional, todos los contratos colectivos de trabajo, contratos-ley, reglamentos interiores de trabajo y las organizaciones sindicales, así como todos los procesos administrativos relacionados. 

Para el ejercicio de las funciones el Centro contará con una Junta de Gobierno y una Dirección General, como órganos de gobierno y administración. 

La primera estará integrada por el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como del del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y el presidente del Instituto Nacional Electoral. 

Con ello, se busca dar certeza al sector obrero y a la clase trabajadora el país, para que verdaderamente puedan acceder a la transparencia, libertad, justicia y a la democracia laboral. 

A nombre de las comisiones de Puntos Constitucionales y del Trabajo y Previsión Social, la senadora Patricia Mercado, destacó que la Reforma Laboral de 2019 permitió llegar “a este histórico y trascendente momento”, ya que se están impulsando temas referentes a la libertad sindical, justicia laboral y la negociación colectiva, así como a la transformación de las juntas de conciliación y arbitraje en los ámbitos federal y estatal. 

Expresó que el Centro estará dirigido por una persona independiente, profesional y sin compromisos con ningún actor en el proceso de conciliación y registro. “Los candidatos tienen la capacidad y experiencia y cumplen con los requisitos para ocupar el cargo”. 

La legisladora de Movimiento Ciudadano subrayó que el director del organismo tiene la enorme tarea de poner en práctica los grandes postulados de la reforma laboral, la libertad sindical y la contratación colectiva. “Esto significa el fin de los contratos de protección en nuestro país que llevaron a la precariedad laboral que hoy se vive”, apuntó.   

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del PT, indicó que los tres candidatos probaron cumplir con todos los requisitos necesarios para ejercer la función conciliadora en México, nuestro trabajo el día de hoy, apuntó, será elegir a uno de manera cuidadosa y objetiva. 

Del PAN, la senadora Kenia López Rabadán aseveró que se debe reconocer cuando una terna es técnica y está basada en perfiles que han demostrado su trabajo, conocimiento y experiencia a favor de este Centro, este dictamen demuestra la idoneidad de esta terna, porque es inteligente y capaz. 

En tanto, la senadora de Morena, Lucia Trasviña, expresó que la conciliación será fundamental para que no se aplique todo el rigor de la ley, sino para lograr el equilibrio entre trabajadores y patrones. El cargo directivo, dijo, será garante para conseguir justicia social y evitar el rezago histórico que México tiene en el campo laboral.  

Su compañero de bancada, Martí Batres aseguró que los integrantes de la terna tienen un perfil adecuado y de alto nivel para desarrollar la democracia sindical. La función que realiza el nuevo centro laboral, dijo, ayudará a que los trabajadores ejerzan su derecho a elegir a sus dirigentes y coadyuvará en el combate de los contratos de protección. “Se trata de que el país entre en una nueva era en el ámbito laboral”, concluyó.