Andrés León Reguera y Juan Alberto Bravo Hernández, presuntos responsables de irregularidades en la construcción del monumento Estela de Luz, deberán devolver cerca de 400 millones de pesos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó en marzo de 2019 que León Reguera debe responder por un daño de 216.3 millones de pesos, mientras que Bravo Hernández debe hacerlo por 230 millones de pesos, orden que fue reiterada por el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA)..

La Sala Superior ratificó la responsabilidad resarcitoria por la simulación de compra de acero para la construcción y señalan como responsables a Andrés León Reguera, residente de obra, y a Juan Alberto Bravo Hernández, asesor técnico administrativo, quienes trabajaban para la paraestatal III Servicios, encargada de contratar a empresas privadas que realizaron la construcción.

Los acusados habrían firmado un documento para autorizar el cambio de material sin justificar la modificación, lo que derivó en pagos indebidos y acero adquirido a sobreprecio.

León Reguera y Bravo Hernández, tienen la posibilidad de impugnar la sentencia a través de un amparo directo al tribunal colegiado de circuito, sin embargo, por ahora el dictamen de la devolución del dinero ya está hecha.

Cabe destacar que el proyecto de la Estela de Luz fue realizado durante el sexenio de Felipe Calderón para conmemorar el centenario de la Revolución y el bicentenario de la Independencia de México.

La ASF halló pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural y erogaciones presumiblemente ilegales por 150.3 millones de pesos, por incorrecta integración de precios y de diferencias en conceptos de obra.

Fuente: agencias