Para el siguiente año los gobiernos estatales y municipales tendrán que ajustar sus gastos, debido a que la economía registrará una importante contracción, lo que a su vez provocará que los recursos federales para repartir sean menores, advirtió HR Ratings. 

En un seminario virtual, la calificadora de riesgo crediticio enfatizó en que en 2021 los gobiernos locales verán presión en su liquidez, por lo que los ajustes se podrían ver principalmente, en la inversión pública. 

En este sentido, Roberto Ballinez, director ejecutivo de deuda subnacional, urge modificar las leyes de modo que se creen medidas para incentivar la recaudación fiscal, la cual en México es de las más bajas del mundo.

“La economía se está contrayendo, lo que provoca que exista una bolsa menor de recursos, y eso pone presión a la liquidez de las entidades, las cuales tendrán que limitar su gasto. Por este motivo urge ampliar la base recaudatoria del país”, dijo el especialista.  

Ballinez recordó que el gobierno federal prevé que la economía se contraiga 8 por ciento en 2020, mientras que HR Ratings estima una caída de 9.5 por ciento. 

Enfatizó en que el crecimiento económico del país y la recaudación federal son puntos importantes, dado que 88 por ciento de los ingresos de los estados provienen de la federación, mientras que en el caso de los municipios es 79 por ciento.

Fuente: La jornada