Los padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos realizan una marcha para conmemorar el sexto aniversario de la agresión contra sus hijos, con la exigencia de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador fortalezca la investigación para dar con el paradero de las víctimas.

Poco después de las 16:00 horas los familiares de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos comenzaron la caminata que realizan los días 26 de cada mes, acompañados por integrantes de diversas organizaciones sociales y populares, así como de personas sin ninguna afiliación política que acudieron a manifestarle su solidaridad.

Con más de una hora de anticipación mujeres policía de la Ciudad de México formaron una vaya a ambos lados de Paseo de la Reforma para monitorear el avance de los manifestantes.

Antes del inicio de la marcha se realizó un acto ecuménico encabezado por el obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, quien aseveró que “la desaparición de los normalistas es una de las grandes vergüenzas del gobierno mexicano. Es una vergüenza que a seis años no sepamos la verdad. Pedimos justicia, porque hay mucha gente que tuvo que ver con esta desaparición y anda impune”.

Tanto los familiares de los estudiantes como los normalistas de Ayotzinapa que acudieron a la movilización subrayaron que a pesar de los avances realizados en la indagatoria sobre el caso en el actual gobierno la desaparición de los 43 jóvenes sigue si esclarecerse por lo que urgieron a las autoridades a redoblar esfuerzos para dar con el paradero de las víctimas.

Se espera que la marcha transcurra por avenida Juárez y después por la calle Cinco de Mayo para después dirigirse al Zócalo Capitalino donde los manifestantes ocuparían la mitad d ella plaza, pues la otra mitad de dicho espacio se encuentra ocupada por el plantón de los integrante de Frente Nacional Anti AMLO.

Fuente: la jornada