A casi dos años de gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó tener la frente alto y no tener de qué avergonzarse, durante el evento de Evaluación de Programas del Bienestar realizado en Córdoba, Veracruz.

“Que sepan mis adversarios, los conservadores que no voy a usar guardaespaldas, tengo mi conciencia tranquila, y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer. Voy a seguir recorriendo el país como siempre, sin protección, con la frente en alto, no tengo nada de qué avergonzarme.

“Además, mi propósito es seguir la recomendación del presidente Juárez, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”.

El mandatario reiteró que desde la Presidencia se da el ejemplo de tener un gobierno austero, pues de los 3 mil 600 millones de pesos que ejerció la Oficina de la Presidencia, actualmente sólo se ejercen 600 millones de pesos.

Además, destacó la reducción al 95% del robo de combustible: “No voy a dejar de insistir hasta que no se roben nada, pero imagínense cuánto dinero ha entrado al erario por no permitir esa corrupción, y cuánto dinero entra al erario por no condonar impuestos a los de arriba, que ahora están muy enojados porque están acostumbrados a no pagar impuestos”.

El mandatario resaltó que con la liberación de recursos a través del combate a la corrupción, la recuperación de empleos y los programas sociales, México irá saliendo de la crisis económica generada por el Coronavirus (Covid-19).

“Si no fuese por estos programas no estaríamos enfrentando la crisis sanitaria y la crisis económica, estos programas nos ayudan mucho. Lo he venido diciendo, y como aquí lo menciono Gabriel García, esta estrategia de atender a los de abajo es una fórmula que seguramente va a quedar establecida como opción, como alternativa porque en el periodo neolbieral se hacía exactamente lo opuesto, que era de arriba para abajo, siempre a las grandes corporaciones, a instituciones financieras en quiebra se les rescataba”.

Gabriel García, coordinador nacional de Programas para el Desarrollo, resaltó que durante la epidemia se implementó el programa de créditos para pequeños empresarios formales e informales, que suman un millón 191 mil apoyos a micronegocios con una inversión de 29 mil 765 millones de pesos a nivel nacional.

Fuente: 24 horas