La pandemia ocasionada por Covid-19 detuvo momentáneamente los avances que se tenían en materia de banca digital; sin embargo, una vez se regrese a las actividades en su totalidad, las tendencias de migrar hacia la denominada economía virtual seguirán con su crecimiento, aseguró BBVA México.

Al presentar el informe Economía sin contacto, la institución financiera dio a conocer que pese, a lo largo de los meses en los que el país ha enfrentado diversas medidas de confinamiento, en julio y agosto aumentaron los pagos con cuentas de débito y se ha visto una tendencia de mayor operaciones por medio de transferencias electrónicas y diversos medios de pago tecnológicos.

Según el informe, entre junio y agosto, las operaciones realizadas por medio del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), canal por el que pasan todas las transacciones del sistema financiero, tuvieron un crecimiento de 62.7 por ciento con respecto a ese mismo periodo del año pasado.

A su vez, en esos mismos meses de este año, las transferencias por medio de CoDi, que está a un año de cumplir su puesta en marcha, superaron los 100 millones de pesos mensuales.

“Debido a la contracción económica y a las condiciones de cocimiento, entre abril y junio disminuyó el monto total pagado con tarjetas de crédito y débito en el país. Pero en los meses de julio y agosto, el monto pagado mediante cuentas de débito aumentó, en promedio, 6.5 por ciento con respecto al año pasado”, dijo Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México en videoconferencia.

Precisó que, frente a la situación actual ha crecido la tenencia de billetes y monedas en la población, pero se ha retirado menos dinero efectivo en los cajeros automáticos.

Por una parte, señaló, entre marzo y julio, el valor de billetes y monedas en circulación en poder del público creció 17.7 por ciento con respecto a los mismos meses de 2019 y hasta julio, había un billón 75 mil millones de pesos en circulación.

Sin embargo, entre abril y agosto disminuyó 21.4 por ciento las operaciones para retirar dinero en cajeros automáticos, y el retiro promedio pasó de 2 mil 62 a 2 300 pesos entre 2019 y 2020.

“La migración a lo digital llegó para quedarse, no hay marcha atrás. Cosas como el CoDi se han frenado por la pandemia, en cuanto regresemos a la calle de forma más normal, el CoDi será una realidad, porque es hasta higiénico. En el regreso a la normalidad vamos a ver que se acentúan los temas de digitalización, incluso por temas de salud”, refirió Hugo Nájera, director general de soluciones al cliente de BBVA México.

No obstante, precisó Nájera, habrá servicios que se tendrán que otorgar permanentemente de forma presencial, tales como seguros de vida o productos más personalizados. Por ello, ver la extensión de las sucursales bancarias no es un tema presente en la agenda de las instituciones financieras.

“Hay un rezago tan grande en infraestructura de sucursales, que en lugar de crecer lo que tuviéramos que crecer antes, el crecimiento de infraestructura será más suave, pues todo el crecimiento lo captamos por soluciones digitales, pero no hay ningún plan de cierre de sucursales”, apuntó el directivo.

Fuente: la Jornada