La nueva normalidad debido a la pandemia de Coronavirus que ataca al mundo, originó varios cambios en la sociedad, uno de ellos en la educación, ya que ahora los estudiantes toman clase a través de la televisión e  internet.

Tal es el caso de una niña de 7 años que en compañía de su madre ganó un amparo y obtuvo una televisión para que pueda continuar con sus estudios.

Se trata de Yesenia, quien habita en la localidad de Soledad de Graciano Sánchez, y no cuenta con los recursos para poder tomar clases a distancia, por lo que la asociación civil “Renace” presentó el primer juicio de amparo en el país para garantizar el acceso a la educación en casa, ya que provoca una situación de desigualdad.

Según la madre de la pequeña, a su hija le prohibieron la inscripción a la escuela por no pagar la cuota del ciclo escolar, incluso, detalló que “ella se sentía triste porque decía que ya no iba a estudiar”.

La jueza Laura Coria Martínez brindó una resolución inmediata al caso de Yesenia, y el amparo, el cual fue denominado suspensión provisional, el cual obliga a la secretaría de educación de San Luis Potosí a inscribir a la niña en la institución más cercana a su domicilio, incluyendo, entregarle una televisión para que pueda tomar clases por señal abierta con el programa Aprende en Casa II.

“Tenemos el deber de cuidarte y que estés bien. Eso quiere decir que tenemos que hacer lo necesario para que puedas entrar a tu grado de primaria y que tengas la oportunidad de ver tus clases y seguir estudiando”, indicó la jueza en un texto especial solicitado por la asociación que la ayudó.

La misma asociación indicó que hallaron otros casos en los que los niños no cuentan con acceso a energía eléctrica.

Fuente: Noticieros Televisa