Por: J.O.

Lástima por la gran oportunidad que dejaron pasar los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Eso de complacer al Ejecutivo se lo hubiera creído en el México de los 70 cuando las máximas decisiones del país se tomaban en Molino del Rey o en Bucareli, y era la hora que dijera el presidente, pero ¿ahorita; en plena Cuarta Transformación de México…? ¿Pues no que muy diferentes, hombre?

El Judicial decidió reverenciar al Ejecutivo y volver los tiempos de “como usted diga, señor presidente”.Qué distinto hubiera sido si, por el contrario y obedeciendo a la Constitución, le hubieran dejado claro al presidente que la Ley no se somete a consulta, que la Ley se ejecuta, precisamente, desde el Ejecutivo. Dos años han pasado y Andrés Manuel todavía quiere ser presidente.

Ya nos ha quedado claro que este Circo de la Cuarta Transformación todos los días se levanta con el apetito de saber qué nuevo show le montarán al pueblo mexicano. Ya caducó el del Avión Presidencial, caducó el de Lozoya, hicieron caducar el de Pío y ahora, pues el dizque intento de enjuiciar a los expresidentes, que ya le adelanto: no va a suceder porque no hay aún ningún proceso en marcha, y en su mayoría, los delitos que pudieran haber cometido, ya prescribieron. 

La nueva pregunta dice:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”

Salvo su mejor opinión, yo creo que, en primer lugar, todos estamos de acuerdo en que se lleven a cabo las acciones (…) encaminadas a garantizar la justicia, ¿no? Para eso son las instituciones, para eso pago mis impuestos, y si me van a preguntar cada vez que deben procesar a cualquier delincuente, político o no, pues entonces, no son tan competentes como presumieron durante décadas. 

¿Se acuerda usted de cuando López Obrador decía que lo diéramos por muerto, allá por el año 2003? Bueno, creo que si le tomamos la palabra, decidió volver del inframundo nada más para llevarse ‘al carajo las instituciones’.

En 2016 Peña Nito dijo que “ningún presidente se levantaba en las mañanas pensando en cómo joder a México”. Yo… #SóloDigoLoQueVeo.

JUEGO DE CARTAS: 

TOMAN CHOCOLATE, ¿PAGAN LO QUE DEBEN?: Los príncipes de esta monarquìa, es decir, los López Jr., están estrenando chocolatería. En su página aseguran que “es una empresa familiar dedicada a la transformación del cacao de forma artesanal, nuestro objetivo es crear un chocolate de alta calidad, capaz de conquistar a los paladares más exigentes y competir con los chocolates más finos del mundo”. Qué fifís nos salieron los que hace apenas unos años no sabían qué iban a hacer, ¿verdad? La cuestión aquí no es la empresa, sino cómo se financiaron. ¿Empresa familiar, no? Además, por cierto, hasta esta fecha no hay ni un solo producto en su catálogo. ¿Irán a tener chocoflan? //MORDAZA ITAM: La semana pasada se dio a conocer que en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) exigían confidencialidad a las víctimas de acoso bajo amenaza de ser expulsadas o despedidas si osaban revelar algún detalle con respecto a las investigaciones internas; que evitaran el escándalo pues. Ni tardos ni perezosos recularon y, gracias a la presión mediática y de activistas decidieron rescindir de estos métodos //A PARO: Las y los repartidores de las plataformas como Rappi, Uber Eats y Didi Food, entre otras llamaron a paro el próximo jueves 8 de octubre; exigen ser considerados como trabajadores con prestaciones y derechos que corresponden por ley. //LIBROS: Si usted, como yo gusta de la lectura fina pero sin pretensiones, le voy a recomendar un blog que estoy seguro, le gustará tanto como a mí: marinaroquebooks.home.blog. Cierto estoy de que lo va a disfrutar.