El gasto público del gobierno federal es restringido “para conservar variables económicas sanas” durante la crisis económica provocada por el Covid-19, aseguró este miércoles Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia de México.

Durante el lanzamiento de los Grupos de Trabajo para la Agenda 2030, el funcionario expresó que el anuncio llega en un momento oportuno debido a la actual situación económica, por lo que se deben redoblar esfuerzos.

En ese tenor, comentó que con el fin de mantener finanzas públicas sanas, la actual administración ha “restringido” el gasto, mientras que la inversión pública está dirigida a proyectos estratégicos.

Comentó que no hay duda de que el consumo privado se recuperará lentamente, pero reiteró que el empresariado del país será el motor y el gobierno tiene que brindar certidumbre jurídica, certeza normativa y seguridad jurídica.

“Existe otra medicina que debemos aplicar para hacer la cura de la parálisis económica y esto es como lo han mencionado la innovación tecnológica, al servicio del crecimiento, del bienestar y del medio ambiente”, agregó.

Abundó que ello se ha visto en la historia de la humanidad que en países como Alemania y Japón, donde después de la Segunda Guerra Mundial crecieron como naciones prósperas y desarrolladas tras respaldar la innovación y la tecnología.

Detalló que en el caso de México, el gobierno federal está enfocándose en el sur del país para “capitalizar el potencial de desarrollo”, pues el objetivo es que México sea una nación líder “con crecimiento en bienestar y sustentabilidad”, no una seguidora.

Romo Garza reiteró el apoyo de la actual administración a iniciativas sustentables como los Grupos de Trabajo para la Agenda 2030, que buscan impulsar acciones enfocadas en el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en México.

Estos espacios tendrán la participación de expertos de la iniciativa privada, miembros de la academia, la sociedad civil y el gobierno federal.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), recordó que en mayo de 2019 el organismo que encabeza firmó un convenio con Pacto Global y la Presidencia de la República para avanzar en acciones específicas en favor de los ODS.

“Estamos ante un momento clave para la recuperación, que presenta una oportunidad única para desarrollar sistemas más responsables y conscientes, en donde no se deje a nadie atrás”, dijo.

Resaltó que el sector privado está consciente de que las empresas son corresponsables en la construcción de un mundo más justo, inclusivo, próspero y sostenible.

Destacó que existen 16 grupos, de los cuales cuatro ya están plenamente formados y cuentan con la participación de más de 70 empresas, 23 actores de la sociedad civil, 20 actores de la academia y tres organizaciones internacionales.

Fuente: La Jornada