Luego de pasar unos días con el pequeño que encontró abandonado en un potrero, dentro de una caja, sin ropa y con el cordón umbilical, la alcaldesa de Tamiahua, en Tamaulipas, Citlali  Medellín Careaga, inició el proceso de adopción.

La funcionaria indicó a través de su cuenta de Facebook, que ahora, su mayor deseo es que el recién nacido regrese con ella.

Cabe mencionar que la política fue quien le dio su primer baño, ropa y leche al bebé conocido como “Miguel”.

“Miguelito ya no esta conmigo, ya está bajo el resguardo de las autoridades competentes”.

Indicó que sostuvo una reunión con la directora del DIF Estatal, Rebeca Quintanar, quien le aseguró que “Miguelito estará bien”.

Además, en una publicación explicó que por el momento, deberá de esperar el tiempo que marca por ley para iniciar el proceso de adopción, y así el pequeño regrese a los brazos de quien lo rescató.

Indicó que entregar el recién nacido a las autoridades fue como si “me hubieran arrebatado una parte de mi ser pero me aseguraron estará muy bien. Confío así será y que Dios pronto me lo devolverá”.

Finalmente, dijo que pese a su tristeza, luchará por él con la misma fuerza que el menor tuvo para sobrevivir.

Fuente: 24 horas