Feministas del bloque negro arrojaron pintura y rompieron cristales del Congreso de la Ciudad de México durante la madrugada de este jueves.

De acuerdo con los primeros reportes, las mujeres llegaron al lugar a bordo de dos vehículos para atacar el inmueble ubicado entre las calles Allende y Donceles del Centro Histórico capitalino.

Una vez ahí, arrojaron globos con pintura roja y morada. Además, rompieron todos los vidrios de la fachada y dañaron la puerta principal del recinto con mazos y bates.

Quienes presuntamente afectaron el Congreso vestían ropa completamente negra, y cubrieron sus rostros con mascadas y bufandas del mismo color.

Aún no se sabe el motivo de la protesta, pues aunque esta mañana se realizó una sesión ordinaria, sería de manera virtual.

Ante los hechos, la presidenta de la Mesa Directiva, la Diputada Margarita Saldaña, pidió al Gobierno de la Ciudad de México que resguarde las instalaciones y que se inicie una carpeta de investigación al respecto.

“La presidenta de la Mesa Directiva, Dip. @MargaretSaldana, informó que derivado de los daños realizados en la madrugada en el Recinto de Donceles solicitó a la Jefa de @GobCDMX y @SSC_CDMX el resguardo de las instalaciones, así como el inicio de una investigación”, tuiteó el Congreso.

Según la información, desde las 7:00 horas al menos 12 policías de la policía femenil de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se encuentran a las afueras del inmueble para protegerlo ante nuevas agresiones.

La agencia de fotografía Cuartoscuro reportó que antes del ataque al Congreso de la Ciudad de México, las feministas pintaron de negro la antimonumenta que se encuentra frente al Monumento Bellas Artes, y que fue instalado el 8 de marzo del 2019 por madres de víctimas de feminicidio.

Fuente: Sinembargo