La toma de la tribuna, por parte de una decena de legisladores de PAN y PRD, obligó a que el debate de reforma a la Ley General de Salud, para que se transfieran a la Tesorería hasta 33 mil millones de pesos del fondo de salud del Instituto de Salud, se realice desde las curules.

A propuesta del vice coordinador de Morena, Pablo Gómez Álvarez, la presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho (PRI), aceptó que las posturas de los partidos se presenten desde el lugar de cada diputado que interviene.