La Dirección Jurídica de la Secretaría de Salud del gobierno estatal presentó las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla y la Fiscalía General de la República (FGR) contra los médicos del Hospital “La Margarita” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tras diagnosticar la muerte del bebé Lázaro y después ser encontrado con vida por su padre en el mortuorio.

Así lo dio a conocer el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, quien sentenció que aunque los hechos ocurrieron en un organismo autónomo como el IMSS, no se puede dejar desapercibidos si se toma en cuenta que podría haber un caso de negligencia médica.

“Para que se investiguen los hechos, se determinen responsabilidades, se determine si hay delitos cometidos o si hay negligencia médica o todas las faltas que pudieran incurrir, ese es nuestro papel, no vamos a dejar que eso se quede sin sanción, son hechos que ocurrieron en el estado de Puebla”.

Lázaro nació el pasado 21 de octubre con solo 23 semanas de gestación en “La Margarita” pero fue declarado muerto y enviado al mortuorio de dicho nosocomio; cinco horas después, su padre, Albino Hernández, lo encontró llorando.

Una semana después del parto, Lázaro se encuentra estable y continúa luchando con su vida, ya que de acuerdo con el señor Albino, le han encontrado sangre contaminada, recibe alimentación por el ombligo y permanece en la incubadora.

Fuente: Milenio