FRANCISCO RODRÍGUEZ

Están las cosas tan de cabeza que ahora parece que los críticos del gobierno se están convirtiendo en involuntarios coadyuvantes del aparato público. Si no se apuntan los errores a tiempo, la crisis federalista actual puede ser precipitada por los propios asesores del Presidente hacia una balcanización que puede pasar de castaño a oscuro.

Debido a las provocaciones federales, salidas de los consejos hechos decisiones de Estado en las “mañaneras”, se están transformando aceleradamente los iniciales planteamientos de orden fiscal, hacendario, en una melcocha de absurdas incoherencias que ‎pueden acabar en tragedia nacional.

Los equipos jurídicos de los gobernadores –en justa rebeldía sobre la inequitativa distribución de los ingresos federales– se quejan de que no tienen enemigos serios enfrente del mostrador. A cada argumento bien fundamentado, los de Palacio responden con gazapos y ocurrencias que dan pena ajena, dicen. Y tienen razón.

¿Dónde están los abogados constitucionalistas?

Dentro de Palacio Nacional no hay una peregrina idea del espíritu de las leyes, de los fundamentos constitucionales, de los principios generales del derecho político, ni del administrativo. En los más altos cargos del gabinete no hay un solo abogado constitucionalista. Ni entre los consejeros o abogados de la Nación, ni en los floreros de Gobernación que se presumen responsables de conducir la política interior.

Tampoco en la Fiscalía General de la República, ni en la Secretaría de la Función Pública, ni en la Unidad de Inteligencia Financiera, ni entre los ministros de la Corta que, en casos graves como éste, deberían asumir labores de coadyuvancia ante esta orfandad de argumentos y posiciones. Dentro del legislativo, diputados y senadores jacobinos y huehuenches, es inútil buscarlos. No existen.

Por eso el “caudillo” comete tantas barbaridades, dicen. No hay en su círculo de hierro algún alma piadosa que le sople al oído. Se desboca en las “mañaneras”, porque ahí tampoco tiene adversario: no hay tiburones o conocedores, puro charal del periodismo pagado.

La lengua larga tiende a convertirse en un arma de destrucción masiva más peligrosa que un kamikaze. Y es que llega el momento en que ya no puede rectificar ni detenerse. Está atrapada por sus propios embrollos. Está poseída por el espíritu de Robespierre en las épocas del terror. Ya no entiende razones, está como Pancho Rivera, aquél de los huaraches de cuatro correas.

Gobernación: ¿Cuál desacato a la Constitución?

Estando las cosas como están, se le ocurre a la Secretaría de Gobernación sacar un sesudo boletín, difundido a todo tren, donde se amenaza a los gobernadores aliancistas con el cuento de que el Senado de la República puede aplicarles la desaparición de poderes y destituidos por desacato a la Constitución” por el hecho de celebrar alianzas, mentando el artículo 117. Absurdo de toda absurdidad.

Como si cualquier protesta o reclamo del derecho político no pudiera hacerse sin previa reforma constitucional. Quieren llevar el despotismo al extremo. Quieren instaurar el estado sordo con ciudadanos autistas y de preferencia mudos.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, encargado de calmar los ánimos, se suma al coro de los inmundos y descalifica a los gobernadores aliancistas por no haber protestado a tiempo, es decir cuando no eran gobernadores, por el contenido de leyes segundonas del convenio de coordinación fiscal de hace cuarenta años. ¡Hágame usted el refabrón cavor!

Olga Sánchez, en los bisnes notariales. Es lo suyo

Por estas actitudes ante la crisis mayor del sistema, es que uno se explica que la Secretaría de Gobernación se haya convertido en contadora de derechos de piso en los casinos, hipódromos, casas de juego, palenques autorizados y bingos, en lugar de dedicarse a su trabajo en bien del país. Todos andan buscando su chuleta.

Por eso se explica que hayan decidido financiar a las autodefensas, notarizar a las empresas off shore de Carlos Romero Deschamps, coadyuvando con la fe pública de sus negocios y despachos particulares en los depósitos de grandes sumas de dinero mal habido en los paraísos fiscales del Caribe y de Europa.

‎Por eso también se explica que en un acto de deslealtad, los equipos afines a la secretaria de Gobernación, el florero más caro de la comarca, hayan financiado las labores de los quinta columnistas que trataron de despanzurrar el incipiente partido oficial, Morena, en un claro avance por quedarse con todas las maletas de la franquicia.

Hasta hay que explicarles para quiénes es el ISSSTE

Por eso se explica que esos consejeros chafas se hayan atrevido a decir que los aliancistas tienen deudas pendientes con el ISSSTE, cuando es público y notorio que todos ellos tienen mecanismos propios de pensiones y servicios asistenciales con otras nomenclaturas, muy diferentes del ISSSTE. La única clientela ‎del ISSSTE son los trabajadores al servicio del Estado… federal. ¡Gulp!

Por eso se explica que hayan cilindreado al de cuius de Palacio Nacional para que dijera que cualquier asomo de actitudes federalistas en los estados opuestos a su régimen tenía que hacer primero unas reformas constitucionales‎.

Todos sabemos que dichas reformas vendrían mucho después, cuando cada parte del territorio que quedara tuviera que hacer sus propias constituciones. A base de gazapos, los constitucionalistas del aparato se han contagiado del síndrome del pato criollo: a cada pisada, una cagada. Vergonzoso. Altamente peligroso.

Los únicos apoyos del sistema son los encuestadores a modo

Por eso han logrado a riñón que las anteriores bases sociales del sistema, esas que integraron los añorados treinta millones de votos, se retiren a tambor batiente. El de cuius de Palacio Nacional ya oficia solito. Los únicos apoyos del sistema son los encuestadores a modo, ubérrimamente pagados, que no sufren por la depresión económica que está ahogando al país.

El asalto a los fideicomisos, al outsourcing que ahora se necesita para comer, a todos los fondos financieros sobrantes de la administración, a los seguros de salud popular, el recorte a los programas de sobrevivencia del sector agropecuario, el desmantelamiento del Estado productivo ha sido producto de esos consejos desquiciados.

Críticos, involuntarios y precisos colaboradores de la 4T

Por eso los equipos jurídicos de los gobernadores aliancistas no tienen enemigo serio enfrente. Ni contra nadie contestar en sus sanos cabales. Parece que se trata de una confabulación de mediocres y ambiciosos que están descarrilando al Estado, que están provocando la balcanización del país, el desgajamiento de la Federación conocida.‎

Ellos son los verdaderos responsables. Los que serán juzgados, junto con sus valedores, por haber instaurado la miseria, la confusión, el encontronazo ‎y el terror en lugar de la observancia puntual de las leyes.

Que no se quejen de los críticos. Estos hacen su tarea estricta, y se han convertido involuntariamente en los precisos colaboradores del régimen. Cosas del mundo al revés.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, se extralimitó al pedir a sus muchos paisanos que radican en los Estados Unidos –y que tienen la ciudadanía de aquel país– que no voten por Donald Trump. Los calificativos que le endilga al inquilino de la Casa Blanca podrían también aplicársele a los gobernantes mexicanos. Estos últimos fueron quienes los obligaron a salir de México por la condiciones imperantes en el país, no sólo en lo económico, también en seguridad.

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez