Luego de cuatro días bajo los escombros del terremoto en Turquía, una niña de cuatro años fue rescatada.

La pequeña Ayla Gezgin se encontraba sentada en la cocina de un edificio derruido cuando llegaron los equipos de rescate.

Uno de los rescatistas señaló que Ayla quedó atrapada en un hueco que había entre una mesa y la lavadora.

Uno de los trabajadores que participó en el rescate de la menor indicó que escucharon una voz, preguntaron quién estaba ahí y la pequeña contestó, “soy Ayla, estoy bien“.

De inmediato los rescatistas comenzaron a avanzar para sacar a la menor del lugar donde se encontraba atrapada.

La niña se encontraba consciente y sin daño aparente.

Se cree que la madre de la menor aún esta bajo los escombros; sin embargo, su padre se salvó ya ya está con ella.

Hasta el momento, se han reportado 102 muertes, además un millar de personas han resultado heridas y se han rescatado 107 personas.

Fuente: 24 horas