La incorporación de más empresas y sectores económicos ayudará a que la edición 2020 de El Buen Fin supere los 118 mil millones de pesos en ventas que se registraron el año pasado o por lo menos se llegue a la misma suma, aseguró José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

En conferencia con motivo de la incorporación de los asociados del Consejo Nacional Agropecuario al Buen Fin (CNA), López Campos indicó que la adhesión de artesanos y productores del campo será clave para superar los niveles de 2019, siempre y cuando haya estabilidad y no surja un rebrote importante de la pandemia de Covid-19.

Para el presidente de la Concanaco-Servytur, el Buen Fin es uno de los pilares importantes que tiene el país para impulsar la recuperación de la economía, el cual complementa a la inversión, comercio exterior, turismo internacional y remesas.

Al fortalecer estos pilares, dijo, existe la posibilidad de que en 2021 el país entre en la ruta de crecimiento económico que se requiere para dejar atrás la crisis actual.

En esta nueva edición del programa que ofrece importantes descuentos y ofertas, que debido a la pandemia en esta ocasión se expandirá y se realizará del 9 al 20 de noviembre, participarán alrededor de 100 mil establecimientos.

Cabe mencionar que la gran ausente es Walmart, que desde que se desafilió de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales no participa; sin embargo, hace su propio programa que en esta ocasión se llama Fin irresistible, con ofertas que irán del 5 al 16 de noviembre.

Lo anterior, para López Campos se trata de una actitud de falta de solidaridad por parte de Walmart, pues afecta a un programa que hace de manera coordinada el gobierno y empresas. “En otros países esos tipos de comportamientos comerciales los consumidores los tienen en cuenta”.

Por su parte, Bosco de la Vega, presidente del CNA, indicó que se requieren acciones conjuntas entre la iniciativa privada y el gobierno para impulsar la economía del país tras la crisis provocada por la pandemia. “Debemos redoblar esfuerzos y trabajar juntos en todos los ámbitos”.

Indicó que el campo pasa por un periodo complicado en el que en los últimos dos años se ha recortado su presupuesto en 40 por ciento, por eso hizo un llamado a las autoridades a no satanizar los alimentos, pues los problemas de obesidad del país van más allá y tienen que ver con la dieta, hábitos y educación de los mexicanos.

Fuente: la jornada