El recorte presupuestal a estados y municipios de 108 mil millones de pesos es un tiro de gracia a las autoridades locales, lo que afectará sensiblemente a los ciudadanos, alertó el coordinador de los senadores del PAN, Mauricio Kuri González, al tiempo que acusó a este gobierno de pretender centralizar los recursos para sus proyectos políticos.

“No les importa la gente, no les importa la necesidad, no les importa el difícil momento por el que atraviesan las familias; lo que solamente les importa es manejar un presupuesto a modo para satisfacer su ambición de poder”, afirmó en conferencia de prensa conjunta con el presidente del partido, Marko Cortés Mendoza, así como con diputados y alcaldes panistas.

Las aportaciones federales, dijo, sufrirán una reducción en más de una década, pues caerán 5.5 por ciento el próximo año, por lo cual estados y municipios estarán limitados para fortalecer su capacidad de respuesta para atender las demandas de educación, salud e infraestructura básica, entre otras acciones.

“Bajo su gastado argumento de una austeridad malentendida o, todavía peor, perversa, han echado mano de una política económica que no solamente nos tiene sumidos a todos los mexicanos en una de las peores crisis de la historia, sino también nos tienen al borde de una crisis social sin precedente”, sostuvo.

Recordó que ante la crisis generada por la pandemia, gobernadores y alcaldes y el mismo Grupo Parlamentario de Acción Nacional en el Senado sumaron voces y esfuerzos para pedirle al gobierno de Morena recursos extraordinarios, para enfrentar tiempos extraordinarios, “porque sabíamos que dinero sí había, lo único que faltaba era voluntad. Sin embargo, como ya se ha vuelto una costumbre, tuvieron oídos sordos, jamás fuimos escuchados, nuestras peticiones fueron olímpicamente ignoradas”.

Vuelven a dar muestras de que contamos con una administración federal insensible, que pretende imponerse para que el único que gane y cuente con recursos suficientes para sus proyectos políticos sean ellos mismos, lamentó.

Contrario a lo que predicaban, subrayó, sin duda hoy los mexicanos contaremos realmente con un gobierno más rico y un pueblo más pobre.

Por ello, abundó, es necesario dejar claro que no dejaremos de alzar la voz, exigiremos al gobierno de Morena apoyar a los estados y municipios, pero sobre todo a las familias mexicanas.

“No están solos, en el PAN encontraran un aliado que luchará en contra de la insensibilidad y la ocurrencia. Necesitamos un gobierno que piense más en las necesidades y el sufrimiento de las y los mexicanos y menos en política. Lo reitero. Sí hay de otra”, finalizó.