Aunque con Durango suman siete estados que regresaron a semáforo rojo en la epidemia del coronavirus (Covid-19), el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que no es una situación de alarma y descartó reforzar medidas de confinamiento, durante la conferencia de prensa de este miércoles realizada en Palacio Nacional.

“No estamos en una situación de alarma, que eso nos tranquilice, porque una cosa es Europa y otra cosa es nuestro país.

“Nosotros consideramos que a diferencia de Europa, porque cada país aplica sus medidas, nosotros no estamos en una situación de emergencia para tomar medidas de confinamiento, regresar a cerrar establecimientos comerciales. No, no es necesario, estamos confiando mucho en la gente, que nos ayude, que todos nos cuidemos, que somos mayores de edad, el pueblo de México es muy responsable, y no vamos a aplicar medidas coercitivas, nada de toque de queda, nada de medidas autoritarias”.

El mandatario indicó que anoche se analizó la situación con el gabinete de salud, y sólo se reforzarán medidas en estos estados, que son Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León, Querétaro, Baja California Sur y Zacatecas.

Al respecto, Zoé Robledo, director general del IMSS, indicó que se está fortaleciendo el número de camas en los estados que están teniendo un repunte y moviendo más personal; suman 668 camas nuevas en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Querétaro.

Además, explicó que actualmente se están identificando todos los hospitales del sector salud, incluyendo el privado, que tienen mejor productividad en Covid, al presentar la mayoría de altas médicas, a fin de que se puedan establecer unidades médicas específicas para Covid e ir haciendo la reapertura de servicios para otros padecimientos médicos.