Durante la pandemia por Covid-19, entre 210 y 220 escuelas han sido víctimas de robo y daños derivado de la sustracción de equipo en el Estado de México.

El secretario de Educación estatal, Gerardo Monroy Serrano, explicó que no sólo se ha tratado de la sustracción de equipo de cómputo, sino que ahora los amantes de lo ajeno han ido más allá e incluso se han llevado las butacas y en casos más extremos hasta el cableado de energía eléctrica.

Pese a ello, aseguró, que para cuando los alumnos regresen a las aulas se habrá subsanado el faltante para que los planteles puedan funcionar nuevamente y estén en condiciones para estudiantes y maestros.

Fuente: MVS