Luego de que las comisiones unidas de Justicia, de Salud y de Estudios Legislativos, Segunda del Senado de la República avalaron por mayoría sustituir un primer dictamen aprobado en lo general en marzo para regular el uso lúdico de mariguana, acordaron hoy subir al Pleno el próximo miércoles el nuevo documento para que se analice, discuta y, en su caso, se apruebe la legalización del cannabis para fines recreativos solamente para mayores de edad.

Entre los cambios más relevantes de este nuevo documento es la posesión de hasta 200 gramos de cannabis para consumo personal, de lo contrario se sancionará penalmente, además de que se retira su uso medicinal, farmacéutico o paliativo y la Ley para la Regulación del Cannabis pasaría a ser un ordenamiento federal y no general.

Sobre estas y otras modificaciones, los senadores panistas Alejandra Reynoso, Damián Zepeda e Indira Rosales se pronunciaron en contra, decisión a la que se sumó la morenista Lucy Meza.

Para los priistas, el dictamen que contiene las modificaciones a la Ley General de Salud en materia de regulación del consumo de marihuana contiene una serie de inconsistencias que deben ser atendidas para confeccionar un dictamen sólido para su discusión en la próxima sesión del Pleno.

Durante la sesión extraordinaria, Nuvia Mayorga presentó reservas a algunos artículos, especialmente sobre la penalización a quien posea cannabis, de acuerdo con una fórmula propuesta en el artículo 479 de la Ley General de Salud (multiplicar 2000 por 28 gamos), lo que daría como resultado un monto mínimo de 56 kilogramos la cantidad máxima permitida para no ser considerada como delito penal.

Claudia Ruiz Massieu, también del PRI, dijo que en la discusión de este dictamen se tiene la oportunidad de impulsar una perspectiva de regulación integral que se base en tres pilares: los derechos humanos, la salud pública y la justicia social.

“Una legislación que se comprometa con la despenalización de la posesión de cannabis y que plantee una regulación equilibrada que siente las bases para el desarrollo para un nuevo sector productivo vinculado a la economía internacional”, indicó.

La senadora por Morena, Antares Vázquez dejó en claro que con esta legalización no se promueve su consumo y, coincidió con sus compañeros de bancada que se fomentará la atención del consumo problemático del cannabis psicoactivo con un enfoque de salud pública, aplicando el reforzamiento de políticas y medidas de prevención, intervención oportuna, atención, tratamiento, recuperación, rehabilitación y reinserción social.

Una de las promotoras de la iniciativa, la morenista Jesusa Rodríguez, manifestó que “urge marihuana legal” y dejar de estigmatizarla.

Miguel Ángel Mancera, del PRD, aseguró que se da un paso importante al advertir que se tiene que quitar el tabú de la planta de cannabis, pues “ver la forma de las hojas de cannabis no significa narcotráfico, hay que quitarle este estigma a la planta”.