A un día de que la Cámara de Diputados aprobara el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2021, los gobernadores agrupados en la Alianza Federalista arremetieron contra los legisladores de Morena y sus aliados, a quienes acusaron de concretar un recorte de 182,000 millones de pesos que causará daños en los estados y municipios.

En un pronunciamiento, el bloque criticó a las bancadas de Morena, del PT, del PES y del PVEM, a las que atribuyó un “partidismo desmesurado” en favor del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, sin importar que con su reparto del gasto afecten a las autoridades locales.

“Los recortes al gasto federalizado, que son aquellos recursos que se descentralizan a los estados y municipios para que solventen prioridades en materia de educación, salud, infraestructura social, seguridad pública y su fortalecimiento financiero, presentan un recorte de 182,000 millones para todas las entidades, no solo para la Alianza Federalista”, señala el documento.

“El daño no es a 10 estados y sus municipios; es a todos, sin excepción”, agrega el texto, en el que el bloque nuevamente llama a revisar el sistema de coordinación fiscal del país y advierte —sin dar detalles— que recurrirá al Poder Judicial de la Federación.

La Alianza Federalista está integrada por los gobernadores de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, quienes tienen varios meses en tensiones con el gobierno de López Obrador y con la exigencia de que se revise el modo en el que se reparten los recursos federales.

Este bloque incluso rompió con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), a la que consideró una instancia que ya no cumple con su labor de promover el diálogo con el Poder Ejecutivo federal.

Otro documento difundido este sábado por la Alianza Federalista señala algunos recortes en específico.

Por ejemplo, indica que el recorte al presupuesto total de Tamaulipas será de 7,921 millones de pesos; el de Jalisco, de 6,996 millones de pesos, y el de Chihuahua, de 5,135 millones de pesos.

Para el bloque, estas bajas repercutirán en que obras locales de infraestructura tendrán que frenarse, lo que a su vez parará la economía y también golpeará la generación de empleos.

En respuesta a los reclamos de la Alianza Federalista, el presidente López Obrador y otros líderes morenistas han acusado a los gobernadores de promover la ruptura y solamente querer llamar la atención de cara a las elecciones de 2021.

Fuente: Expansión Política