Este lunes, durante la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el presidente López Obrador adelantó el programa de los eventos para conmemorar 110 años del inicio de la Revolución. El mandatario explicó que habrá dos ceremonias. La primera será un desfile militar el viernes por la mañana y en la tarde presidirá la entrega de apoyos y premios a deportistas mexicanos en el Campo Marte.

Sobre el desfile dijo que “va a ser una parada muy simbólica con muy poca participación de elementos. Y le he pedido al secretario de la Defensa que él sea el encargado de pronunciar el discurso oficial en nombre del Gobierno de la República. Va a ser el general Sandoval el que va a hablar en nombre de todos nosotros”.

Sobre este evento, aclaró que no habrá mucho público para que sea un desfile que respete la sana distancia. “Va a ser un acto con muy poca gente. Más que nada es una parada militar con las Fuerzas Armadas. Y es también un reconocimiento al apoyo que hemos recibido de las Fuerzas Armadas, tanto de la Secretaría de Marina como la Secretaría de la Defensa Nacional”, dijo el mandatario.

En cuanto al evento vespertino en el Campo Marte, López Obrador explicó que se trata de premiar a los deportistas de alto rendimiento del país. Será la cuadragésima quinta edición de los premios, que fueron anunciados desde octubre. “En la tarde de ese día vamos a estar, también con sana distancia, en la explanada, porque se van a entregar apoyos a 900 deportistas, como lo hicimos la vez pasada. Y se van a entregar los Premios Nacionales del Deporte”.

Explicó que, en línea con su política de apoyos directos a beneficiarios, el gobierno federal entregaría la suma equivalente a un año de beca, para que los atletas “administren su dinero y de manera responsable lo utilicen para que puedan seguir entrenando y formándose. De modo que, cuando vengan las Olimpiadas, ojalá y eso se lleve a cabo, ya ellos tienen la preparación suficiente. Más lo que está haciendo la Conade (Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte) en formación y especialización de deportistas de alto rendimiento”.

El Premio Nacional del Deporte consiste en un diploma firmado por el presidente, una medalla de primera clase de oro ley de 0.900 y un monto económico de 796 mil cinco pesos. Los ganadores de 2020 fueron seleccionados entre 96 propuestas. Fue una cifra récord de candidaturas, repartidas entre las modalidades de deporte no profesional; deporte profesional; deporte paralímpico, entrenador y juez-árbitro; al igual que en la trayectoria destacada en el deporte mexicano y en el fomento, la protección o el impulso de la práctica de los deportes.

En la modalidad de deporte profesional, los ganadores son Renata Zarazúa Ruckstuhl, en el tenis y Juan Diego García López, en el taekwondo paralímpico. En la categoría de entrenadores, los ganadores son Diankov Stefan Marinov y Jesús Salvador González Arreola. El premio para juez-árbitro es para Lucila Venegas Montes.

En el deporte no profesional hay tres ganadores: La Selección Mexicana de Softbol femenil, Jessica Salazar Valles en ciclismo y la pareja de clavados sincronizados formada por Yahel Castillo Huerta y Juan Celaya Hernández. El reconocimiento a la trayectoria destacada en el deporte mexicano es para Fernando Valenzuela Anguamea. El premio al fomento, protección o impulso de la práctica de los deportes es para Mauricio Sulaimán Saldivar.

Fuente: agencias