El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no se ha metido a la inundación de Tabasco porque sólo quedaría para la foto, no resuelve nada y en todo caso terminará enfermándose, durante la conferencia matutina de hoy.

“No como dicen mis adversarios que no me mojo, pues yo nací ahí, padecí inundaciones desde niños. Conozco todo eso, pero no sólo conozco sino que fui director del INI seis años en Nacajuca precisamente, y enfrenté seis años de inundaciones, me metía yo al pantano con el agua hasta el pecho para rescatar gente y todo”.

“Ahora me dicen: ‘a ver, mójese’, pues no me puedo mojar porque nada más por la foto. No, estoy haciendo lo que corresponde, que eso ayuda más. Además, le digo a mis paisanos: nada más para tomarme la foto, me mojo, me enfermo y qué se gana con eso. O que no guarde yo la sana distancia y me enferme de Covid, tampoco”.

El mandatario aseguró que se mantiene pendiente, y les da su corazón y sentimiento a los damnificados, pues tiene amor al pueblo y no es un farsante.

“Por eso estoy en esto, no soy fifí, entonces tengo que cuidarme”.

Desde hace 15 días, el Presidente ha visitado la zona y hecho recorridos en helicópteros de las Fuerzas Armadas. Ayer, desde un helicóptero indicó que se decidió liberar el agua de la presa Peñitas hacia la zona indígena y no hacia Villahermosa.

Fuente: 24 horas