Los fallecimientos en México ligados al coronavirus se elevaron el viernes a 100 mil 823, tras rebasar la víspera el país las 100 mil muertes  relacionadas con Covid-19, umbral que sólo otras tres naciones más en todo el mundo han cruzado en lo que va de la pandemia.

Así, en las últimas horas se sumaron 719 nuevos decesos y 6 mil 426 contagios que elevaron el total de casos confirmados a un millón 025 mil 969, según datos divulgados por autoridades de salud.

El número oficial de muertes en México por Covid-19, la enfermedad respiratoria causada por el virus, está entre los más altos del mundo, sólo detrás de Estados Unidos, Brasil e India.

México, un país de unos 125 millones de personas, representa por sí solo más del siete por ciento de las muertes confirmadas a nivel mundial, según un análisis de Reuters, mientras que su tasa de mortalidad de casi el 10% es más alta que la de cualquier otro país que haya notificado más de un millón de casos.

Funcionarios locales han reconocido varias veces que los datos oficiales no reflejan el total real de muertes.

López-Gatell culpa a ciudadanos por escenario “catastrófico” de Covid-19

Las predicciones científicas sobre un escenario catastrófico de 60 mil fallecidos causados por Covid-19, se rebasaron, y hasta hoy, superaron las 100 mil defunciones, porque la ciudadanía no se quedó en casa, los gobiernos locales no hicieron su trabajo, empresas siguieron operando y hubo actividades masivas, consideró el subsecretario Hugo López-Gatell.

“Las predicciones científicas no son una promesa, esto no es política, una promesa de campaña (…) son escenarios, son situaciones donde se puede anticipar una realidad y dependiendo de lo que ocurra puede o no concretarse”, dijo durante su conferencia de prensa.

Recordó que en abril informó sobre una predicción con un escenario catastrófico de 60 mil muertos, pero “recuerden que usábamos una frase: sí y sólo sí se cumplen las condiciones que dieron lugar a la predicción, entonces va a ocurrir lo que se espera que ocurra”.

Hasta este viernes, Salud reportó 100 mil 823 defunciones; un millón 25 mil 969 contagios totales; 770 mil 728 personas recuperadas y 39 mil 144 casos activos.

Ante los críticos que señalan que a “López-Gatell no le salió la predicción”, el funcionario indicó que existe “una memoria parcial”, porque las condiciones para que hubiera menos fallecidos no se cumplieron.

“Cuáles son esas condiciones: que se respetan las medidas de seguridad sanitaria, que se mantienen los confinamientos, que las empresas que no tendrían que abrir, no abren; que los espacios públicos que no tendrían que abrir, no abren; que las personas se quedan en casa y no ocurrió, evidentemente no ocurrió”.

El funcionario abundó que en algunas entidades “lo hicieron muy bien y cosecharon resultados positivos, en otras no lo hicieron necesariamente tan bien y los resultados no han sido tan favorables”.

A sus detractores, el subsecretario les pidió “no perder de vista la realidad” y tener un “pensamiento lógico”, aunque éste se aleje de sus aspiraciones de que el Covid no afecte a ninguna persona ni cause ninguna muerte en el país.

Semáforo epidemiológico del 23 de noviembre al 6 de diciembre

La Secretaría de Salud presentó la actualización del semáforo epidemiológico que estará vigente entre el 23 de noviembre y el 6 de diciembre, donde resalta que en seis entidades, identificadas en naranja, la epidemia va en aumento y se encaminan a rojo con máximo riesgo de contagio.

Durante la conferencia para informar sobre el avance del Covid-19, Ricardo Cortés Alcalá, detalló que dos entidades están en verde con bajo riesgo de contagio: Chiapas y Campeche.

A su vez, 14 entidades están en amarillo, con un riego moderado de infección, y en naranja, con riesgo alto, otros 14 estados.

El funcionario destacó que de las entidades en naranja, Coahuila, Zacatecas, Aguascalientes, Ciudad de México, Nuevo León y Querétaro  están en una alta posibilidad de regresar a rojo, con un riesgo máximo de contagio.

A su vez, Chihuahua y Durango se mantienen como las únicas entidades en rojo.

Al respecto, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, dijo que las seis entidades presentan un “naranja intenso cerca de pasar a rojo y es importante que se tomen las medidas”.

El vocero del Gobierno para asuntos de la epidemia dijo que el semáforo epidemiológico no está sujeto a presiones políticas, sino, a indicadores objetivos sobre hospitalizaciones, aumento de infecciones y otros, por lo que de seguir en incremento, varias entidades podrían regresar a rojo a principios de diciembre.

Recordó que el semáforo es presentado por la Secretaría de Salud pero son las autoridades locales, en específico los gobernadores, los que deciden sobre la apertura de actividades económicas y sociales.

López-Gatell dijo que los Gobernadores deben encontrar un balance a partir del semáforo, que permita proteger a los ciudadanos de los contagios y no dañar la economía.

Reconoció que en ocho entidades la epidemia sigue en ascenso, de las cuales hasta hoy, seis están en riesgo de regresar al máximo riesgo.