El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó este domingo que gracias a la estrategia de aplanar la curva de contagios de coronavirus, hubo tiempo para preparase y el Sistema de Salud no fue rebasado, por lo que en esta nueva etapa la prioridad es reducir el número de fallecimientos.

Al inaugurar el Hospital Materno Infantil de este municipio, el Ejecutivo aseguró que aunque la pandemia ha causado mucho daño y dolor -con más de 100 mil muertes en México – se está saliendo adelante por la buena conducción y la estrategia para enfrentar este nuevo virus.

“Por eso fue muy importante que en la primera etapa se aplanara la curva, que no creciera tanto el contagio, esto nos permitió contar con tiempo para reconvertir hospitales, para comprar equipos, para capacitar a médicos, se capacitaron médicos generales para atender enfermos de Covid y así se pudo salir adelante, el resultado es que ningún enfermo de Covid se ha quedado sin atención, sin una cama, sin un médico que lo atienda, no fuimos rebasados”, detacó.

Acompañado del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo (PRI), y del secretario de Salud, Jorge Alcocer, el Presidente dijo que que aunque está aumentando el número de contagios, se tiene 50% de camas disponibles en más de mil hospitales.

“Ese ya no es el problema, hay para atender a todos los enfermos, ahora es una etapa nueva en la que estamos aplicando, ahora ya con mayor experiencia del personal médico que están seleccionando los mejores hospitales para que los enfermos, los afectados por Covid, puedan recuperarse y reducir el número de fallecimientos, ahora ese es el propósito principal”, detalló.

Fuente: El Imparcial