Cajeme, Sonora.- El Gobierno de México, a través de la Comisión Presidencial de Justicia para el Pueblo Yaqui, en conjunto con las autoridades tradicionales de los pueblos Vícam, Pótam, Cócorit-Loma de Guamúchil, Loma de Bácum, Tórim, Ráhum, Huírivis y Belem, expresamos nuestra más enérgica condena por el homicidio de José Luis Toral Lucas, acaecida la mañana del 20 de noviembre en el camino El Conti-Tajimaroa, jurisdicción de Cócorit-Loma de Guamúchil de este municipio. 

Durante lo sucedido, el asistente técnico de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), José Luis Toral Lucas, oriundo de la Sierra Norte de Puebla, se encontraba realizando un recorrido de supervisión del Programa Emergente de Vivienda 2020 que implementa el gobierno federal en las ocho comunidades que integran el pueblo yaqui, en el marco del Plan de Justicia del Pueblo Yaqui. Fue en este contexto que presuntamente recibió la agresión que injustamente lo privó de la vida.

La denuncia de este lamentable acontecimiento ha sido presentada ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), instancia que dará seguimiento al caso y realizará las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos. 

El Gobierno de México y las autoridades tradicionales del pueblo yaqui externamos nuestras sentidas condolencias a familiares y amigos de José Luis, así como al equipo de la Conavi que actualmente construye viviendas en territorio yaqui. Igualmente, expresamos nuestro apoyo y solidaridad en estos difíciles momentos, pues sabemos de su compromiso y de la noble labor que realizan cotidianamente para materializar los anhelos de bienestar de nuestros pueblos.

Manifestamos a las instancias competentes nuestra exigencia de investigar y esclarecer el crimen y castigar a los responsables, ofreciendo nuestra colaboración en las indagatorias correspondientes. Expresamos con firmeza que no vamos a permitir que el flagelo de la violencia y la inseguridad siga atemorizando a familias y comunidades que integran el pueblo yaqui y a la población en general.

El Gobierno de México reitera el compromiso de trabajar de manera coordinada, a través de las instancias correspondientes, con las guardias tradicionales del pueblo yaqui, a fin de garantizar la seguridad y la justicia su territorio. Juntos debemos afrontar las graves circunstancias de inseguridad que afectan a nuestros pueblos.     

Finalmente, expresamos que nada ni nadie detendrá los anhelos de justicia del pueblo yaqui. En memoria de hombres y mujeres que han dado su vida por el pueblo yaqui, seguiremos trabajando con mayor fuerza, responsabilidad y compromiso para heredar un horizonte de dignidad y bienestar a las futuras generaciones. En un espíritu de unidad lograremos la justicia y el bienestar para el pueblo yaqui.