La embajada de Estados Unidos en México alertó que ese país “no está recibiendo peticiones de asilo” y que quienes crucen la frontera sur para entrar a su territorio, no serán detenidos y liberados en suelo estadunidense. Advirtió entonces que esto representa “un alto total” a la inmigración indocumentada, ya que su nación “mantiene sus políticas migratorias vigente”.

Significa además, que “si intentan entrar a los Estados Unidos de forma ilegal o para solicitar asilo, serán retornados inmediatamente a México o a su país de origen”, expresó en un mensaje, Edgar Ramírez, agregado del Departamento de Seguridad Nacional de la representación diplomática.

Aseguró que desde marzo de este año, Estados Unidos ha dispuesto medidas para proteger la vida ante el brote de coronavirus, y ubicó entre ellas el rechazo a las peticiones de asilo.

Ante ello, el funcionario indica como último párrafo de su comunicación para los migrantes: “No desperdicien su tiempo, y no pongan en riesgo su salud. Regresen a su tierra y hagan su vida allá”.

Fuente: agencias