El Gobierno de la Ciudad de México ha decidido aplicar medidas más estrictas en el Centro Histórico, al ordenar el cierre de establecimientos incluyendo aquellos considerados como esenciales, a partir del 21 de diciembre y hasta el próximo 10 de enero de 2021.

Las mismas disposiciones –publicadas en la Gaceta Oficial– indican que solo podrán abrir los negocios de venta de alimentos con servicio para llevar o de entrega a domicilio, así como farmacias y servicios de hospedaje, en los perímetros A y B.

También se mantendrán abiertos los pequeños negocios de barrio con un máximo de tres trabajadores, como venta de revistas y periódicos, tlapalerías, ferreterías, papelerías, carpinterías, herrerías, estéticas, peluquerías, salones de belleza, y venta y reparación de bicicletas, de acuerdo con la actualización publicada por el Gobierno capitalino la mañana de este martes 22 de diciembre.

“Como se había establecido que los pequeños negocios de barrio podían abrir -bajo ciertas consideraciones sanitarias- ahí hubo una confusión con el tema del Centro Histórico. Esta publicación es una aclaración solamente”, dijo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sobre el cambio en la Gaceta Oficial donde se especifica que los negocios de barrio sí pueden seguir operando.

También se aplicará el cierre de calles y pasos peatonales y, además, se instalarán filtros de dosificación de peatones y vehículos, acciones que realizará la Secretaría de Movilidad en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

En el resto de la ciudad deberán permanecer cerradas todas las actividades no esenciales, por lo cual sólo estarán autorizadas a operar durante el semáforo rojo:

  • Negocios de barrio con un máximo de tres trabajadores dedicados a la venta de revistas y periódicos, tlapalerías, ferreterías, papelerías, carpinterías, herrerías, estéticas, peluquerías, salones de belleza y venta y reparación de bicicletas.
  • Actividades relacionadas con atención de la salud.
  • Manufacturas.
  • Construcción.
  • Telecomunicaciones.
  • Producción y venta de alimentos y abarrotes.
  • Venta de alimentos preparados para llevar o entrega a domicilio.
  • Producción y venta de medicamentos.
  • Bancos.
  • Servicios de hospedaje.
  • Servicios de gobierno: seguridad, agua, obra pública, tributarios y los necesarios para la operación.
  • Cadena de servicios y proveedurías para sectores esenciales.

En los tianguis y mercados sobre ruedas, solo se permitirá la venta de productos de canasta básica, alimentos para llevar y aquellos bienes que en coordinación con las alcaldías se determinen.

“Se reitera la prohibición para celebrar todo tipo de verbenas, romerías, fiestas patronales, posadas o cualquier otro festejo similar en los pueblos, barrios, comunidades y colonias de la Ciudad de México, que implique la concentración de personas.

“Asimismo, queda prohibida la venta de alimentos preparados en vía pública”, establece la jefatura de Gobierno en la Gaceta Oficial.

Fuente: Expansión Política