El regreso al color rojo en el semáforo epidemiológico ha llevado a Hyundai Motor de México a cerrar sus distribuidoras en la Ciudad de México y Estado de México para asegurar el bienestar de todos sus clientes y colaboradores.

La marca surcoreana, de esta manera, actúa de acuerdo a las medidas preventivas que el gobierno de ambas entidades y la Secretaría de Salud dictaminaron el viernes 18 de diciembre.

Desde el pasado 19 de diciembre y hasta el 10 de enero de 2021, las concesionarias de ambos estados permanecerán cerradas, manteniendo abierta únicamente el área de servicio con las medidas sanitarias necesarias que salvaguarden la salud de los clientes y colaboradores.

La operación y servicios que brinda el corporativo Hyundai Motor de México se seguirán llevando a cabo vía remota, dando continuidad a las actividades con la mayor normalidad posible.

También las plataformas digitales y los centros telefónicos de la marca se mantendrán activos para atender las necesidades de los clientes.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19, Hyundai Motor Group tomó diversas acciones preventivas para garantizar la salud de sus clientes y colaboradores. Esto ha incluido medidas preventivas en cada uno de los países en los cuales Hyundai Motor Group tiene presencia, incluido México.

Fuente: 24 horas