La Fiscalía General de Justicia Estatal (FGJEM), decretó la libertad de 15 elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, así como un civil, por su probable participación en el delito de homicidio doloso de un joven de 17 años.

El domingo pasado un conductor de un Tsuru, intentó alcanzar una camioneta, que posiblemente habría impactado su unidad en un costado, y posteriormente se dio a la fuga por calles de las colonias San Antonio y San Miguel Amantla, alcaldía Azcapotzalco.

La persecución concluyó en el municipio de Naucalpan, Estado de México, a donde arribaron autopatrullas con varios uniformados. En el sitio se registraron disparos en contra de la camioneta que lesionaron al conductor quien posteriormente falleció.

En un comunicado FGJEM informó que los elementos de prueba recabados y aportados por las autoridades capitalinas no han sido suficientes aún para judicializar la carpeta de investigación iniciada por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) e individualizar la probable responsabilidad penal de quienes intervinieron en esto hechos.

Detalló que la carpeta de investigación carecía de diversos elementos de prueba sustanciales, mismos que fueron y serán analizados para llevar a cabo una correcta integración de la carpeta señalada.

“Derivado de lo anterior se decretó la libertad, con las reservas de ley respectivas, de las 16 personas puestas a su disposición de esta autoridad, pues hasta este momento no se encontraron elementos de prueba suficientes para judicializar la carpeta de investigación durante el plazo constitucional, así como para presentar a los imputados ante un Juez”, refirió el Organismo en un comunicado.

Fuentes consultadas de la CDMX señalaron que la Fiscalía de Azcapotzalco mandó los testimonios de los 15 policías y del conductor del Tsuru. La carpeta no estaba integrada por los plazos y términos solamente se alcanzó a recabar los testimonios.

Abundaron que no hubo una mala integración porque ni siquiera se integró ya que la FGJEM tenía que buscar los elementos para integrar la carpeta.

Respecto si el conductor fue el que ultimó al joven se desconoce porque no se mandaron loas servicios periciales.

El hoy occiso tenía relación con tres carpetas de investigación dos por robo y una por allanamiento de morada.