El coronavirus podría causar daño cerebral debido a la respuesta inflamatoria del cuerpo a la enfermedad, así lo reveló un grupo de científicos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, quienes dieron a conocer la noticia en un artículo publicado en la revista New England Journal of Medicine.

El grupo de especialistas del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares realizaron su investigación en 19 personas que fallecieron a causa del covid-19 entre marzo y julio de 2020, con el objetivo de detectar e identificar los daños de la enfermedad al cerebro humano.

Gracias a los experimentos descubrieron que si bien la infección por SARS-CoV-2 no afecta de manera directa al cerebro, el impacto que genera en el sistema inmunológico puede conducir a daños cerebrales asociados a accidentes cerebrovasculares.

El estudio reveló que la infección por SARS-CoV-2 provocó daños en el rublo olfativo de los pacientes analizados, conocida como un área que controla el sentido del olfato; además de daños en el tronco cerebral, desde donde se controla la controla la respiración y la frecuencia cardíaca.

“Encontramos que el cerebro de los pacientes que contraen infección por SARS-CoV-2 puede ser susceptible al daño de sus vasos sanguíneos. Nuestros resultados sugieren que esto puede ser causado por la respuesta inflamatoria del cuerpo al virus”, detalló en un comunicado el especialista Avindra Nath, quien aseguró además que esperan que estos resultados ayuden a los médicos a comprender todo el espectro de problemas que los pacientes pueden sufrir, y de esta manera encontrar mejores tratamientos, declaró.

Los investigadores señalaron en el informe que a pesar del daño detectado en las muestras de tejido cerebral, no se encontraron signos de presencia del Covid-19 en los mismos, esto sugiere que el deterioro detectado no es el resultado de un ataque viral directo en el cerebro, sino efectos consecuentes. 

Los expertos esperaban hallar daños causados por la falta de oxígeno, sin embargo encontraron áreas multifocales de daño que generalmente se asocia con accidentes cerebrovasculares y enfermedades neuroinflamatorias, resaltó Nath.

Fuente: El heraldo de México