El presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, dijo este jueves (07.01.2021) que las personas que irrumpieron en el Capitolio la jornada pasada son “terroristas domésticos”. “No fue desorden. No fue una protesta. No les llamemos manifestantes. Eran una turba de alborotadores, insurgentes, terroristas domésticos”, dijo Biden en una intervención desde Wilmington (Delaware).

El dirigente criticó, asimismo, la actuación policial al asegurar que había cometido “un claro fallo a la hora de aplicar justicia con el mismo rasero”. “Nadie puede decirme que si hubiese sido un grupo del movimiento Black Lives Matter el que protestaba ayer, no habrían sido tratados de manera muy, muy diferente que a la turba de maleantes que irrumpieron en el Capitolio”, advirtió.

“Todos sabemos que eso es cierto, y es inaceptable”, agregó el político, que asumirá el mando el próximo 20 de enero. Biden también acusó a Donald Trump de haber desatado “un asalto total desde el principio” contra las instituciones democráticas y causar uno de los “días más oscuros” en la historia del país.

Trump finalmente condena lo ocurrido

Poco después, el asistente de transición de Biden, Andrew Bates, emitió un comunicado donde señala que el presidente electo deja en manos del actual gabinete y del vicepresidente Mike Pence una eventual destitución de Trump. Bates aseguró que Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, “están centrados en su deber, el trabajo de transición para asumir el 20 de enero”.

Al respecto, el secretario de Defensa, Christopher Miller, se comprometió con el cumplimiento de una transición del poder “pacífica”. “Condeno enérgicamente estos actos de violencia contra nuestra democracia. Yo, y la gente que lidero en el Departamento de Defensa, continuamos desempeñando nuestros deberes de acuerdo con nuestro juramento del cargo, y ejecutaremos la tradicional transición pacífica del poder”, dijo Miller.

Cada vez más solo en la Casa Blanca, donde incluso sus aliados más leales han optado por criticar lo ocurrido en el Capitolio, Trump emitió un comunicado, más de 24 horas después del asalto al Parlamento, en el que señala que condena los hechos de violencia “en los más enérgicos términos”. “Aquellos que asediaron violentamente” el Capitolio de EE.UU. son lo “opuesto” a todo lo que “defiende” la administración de Donald Trump, aseguró en su breve declaración la portavoz Kayleigh McEnany.

Fuente: EFE, AFP, AP