El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que no ha recibido invitación para asistir a la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos este próximo 20 de enero.

En conferencia de prensa, el mandatario señaló que él ha decidido salir poco y recordó que él único que el único viaje que ha hecho fue el del pasado mes de julio, cuando acudió a la Casa Blanca para encontrarse con el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con motivo del inicio del T-MEC.

El mandatario manifestó que si “hacemos bien las cosas en México”, si se acaba la corrupción y la impunidad, se respetará al país en el exterior.

“No tengo invitación y he decidió salir poco, desde que estoy en la Presidencia solo he hecho un viaje a Washington, a la Casa Blanca, porque era muy importante el que se iniciara lo del Tratado de Libre Comercio, y por eso decidí salir.

“Siempre he pensado que la mejor policía exterior es la interior. Esto a veces no les gusta mucho a los diplomáticos de carrera, porque es natural, es su trabajo, es la diplomacia, la policía exterior, pero considero que, si hacemos bien las cosas en México, si limpiamos nuestra casa nos van a respetar afuera”, dijo.

En Palacio Nacional, el presidente López Obrador indicó que si se acaba la corrupción en México, si no hay impunidad y si se atiende a la población para que tenga trabajo y no tenga que migrar y si hay paz “nos van a respetar afuera, vamos a ser respetables y respetados en el mundo”.

“Y eso lo logramos sin estar viajando tanto”, aseveró.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tendrá ninguna diferencia y que no habrá problemas o pleitos con el gobierno del presidente entrante de Estados Unidos, Joe Biden, pues señaló que México y Estados Unidos no pueden ser vecinos distantes.

En conferencia de prensa, el mandatario deseó que al nuevo gobierno entrante de la Unión Americana le vaya muy bien, pero sobre todo, indicó, que le vaya muy bien a su pueblo.

“Tenemos muy buena relación con todos los gobiernos, mantenemos muy buena relación con el presidente Trump y consideramos que no vamos a tener ninguna diferencia, no vamos a tener problemas, no va a haber pleitos, con el presidente Biden”, dijo.

“Tenemos que ponernos de acuerdo, tiene que haber entendimiento, no podemos ser vecinos, distantes, tiene que haber una policía de buena vecindad por muchas razones son 38 millones de mexicanos que viven, trabajan en Estados Unidos”, comentó.

En Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal señaló que los mexicanos en el país del norte son la comunidad hispana más importante y señaló que en México viven más de un millón de estadounidenses, además que se comparte una frontera de 3 mil 180 kilómetros.

“En fin, no hay problemas con el gobierno de Estados Unidos y les deseamos que les vaya muy bien, sobre todo que le vaya muy bien a su pueblo”, agregó.

Fuente: Pulso