En Zamora, ciudad donde se cometieron 216 homicidios dolosos en 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró este viernes instalaciones de la Guardia Nacional.

A la ceremonia formal acudió el gobernador del estado Silvano Aureoles Conejo, quien le pidió al jefe del Ejecutivo federal considerar a las adicciones a las drogas como un problema de salud pública, pues sobre todo el consumo de sustancias duras genera descomposición social entre los jóvenes.

Además, le solicitó más apoyo con los casos de coronavirus, pues aceptó que la crisis por contagios está rebasando a la capacidad hospitalaria de la entidad.

En su turno, el presidente López Obrador se refirió a Zamora como un municipio de “gente buena, trabajadora, de emprendedores que han desarrollado buenas tecnologías para vender más”.

Insistió en que sus políticas gubernamentales han permitido hacerle frente a la crisis económica derivada del Covid-19; “ha sido una pesadilla, pero en lo económico no hemos padecido falta de alimentos o materias primas”.

Como ya lo había mencionado horas antes en Maravatío, celebró que en 2020 las remesas de los migrantes hayan alcanzado los 40 mil millones de dólares, “eso nos ayudó mucho, gracias”, externó a esa comunidad.

Presumió que para hacer frente a la pandemia, se entregaron becas a jóvenes por anticipado, se hizo un programa emergente para apoyar a las empresas emergentes; “en el caso de Zamora, en seis meses se entregaron 572 créditos de 25 mil pesos a pequeñas empresas que mantienen a sus trabajadores, que no los despidieron y siguen inscritos en el Seguro Social”.

Refirió que la estimación para 2021 es que la economía nacional crezca, “salir del hoyo en el que caímos por la pandemia, ya vamos recuperando los empleos que se perdieron”, dijo, y pronosticó que para abril ya se habrá recuperado el territorio extraviado.

Reiteró su solidaridad a los habitantes de Zamora, reconociendo que la región está muy afectada por la violencia, “en especial por los enfrentamientos entre la delincuencia; por eso se incrementa el delito de homicidios que en gran medida afecta a los jóvenes”.

Se comprometió a garantizar la justicia, y dijo que nadie nace “malo”, sino es víctima de las circunstancias; “por eso debemos ayudar a los pobres, a los jóvenes”, pues dijo que el anterior régimen solo los etiquetó de “ninis”.

No desaprovechó la oportunidad para referirse a los medios de comunicación. Algunos de ellos, dijo, “no hablan de que enfrentamos la pandemia sin médicos, pues durante el periodo neoliberal no admitían a los estudiantes porque supuestamente no pasaban el examen de admisión”.

En respuesta a la petición de Silvano Aureoles, el presidente dijo que se tuvieron que contratar a 70 mil médicos y enfermeras para enfrentar al coronavirus en todo el país, “y los que están en Michoacán, se van a quedar hasta que sea necesario”, prometió.

Sobre la construcción del cuartel de la Guardia Nacional en Zamora, López Obrador dijo que el costo individual es de 25 millones de pesos, gracias a que lo edifican los propios militares. “Si lo concesionáramos a la iniciativa privada, con el esquema de corrupción del régimen pasado se nos hubiera ido a 100 millones de pesos”, estimó.

En ese mismo tenor, prometió que se instarán tres sucursales del Banco del Bienestar en Zamora, y que en el territorio nacional serán 2 mil 600, no solo en ciudades, sino en comunidades alejadas.

Fuente: El Sol de México