Antonio Juárez

“Lo que importa es salvar vidas”, dijo en el centro de su mensaje el gobernador Alfredo del Mazo, al transmitir un nuevo mensaje a través de redes sociales, con motivo de la prolongación del Rojo en el Semáforo Epidemiológico, del 10 al 17 de enero. Son fechas que se imponen a nivel nacional, y esta columna reitera que es imprudente poner fechas fijas para bajar la guardia, ante el incremento en los contagios, y en el número de fallecidos y fallecidas a causa del COVID, por lo que no debemos bajar la guardia. En los “memes” se refleja cada vez más, que los enfermos y muertos, cada vez son más cercanos, son miembros de nuestras familias, como una siniestra advertencia de que en cualquier momento nos toca a nosotros, por lo que la sugerencia es, irse por la libre, y adoptar todas las medidas de prevención, por repetitivas y fastidiosas que parezcan. Por cierto, tres municipios que notoriamente combaten el COVID, son Tlalnepantla, Metepec y Naucalpan, que apoyan con lo necesario las pruebas rápidas que se practican a la población, para ser atendidos de inmediato…

Qué extraño que el diputado Maurilio Hernández González, coordinador de los diputados locales de Morena, facilite que metan su cuchara en asuntos que sólo son del Estado de México, el secretario de hacienda del gobierno lopezobradorista, Arturo Herrera y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y eso, ya sin contar al senador Higinio Martínez, quien era un convencido militante del PRD, y por sus saltos en el trapecio, la vox populi acabó bautizándolo como “Priginio”. Este comentario lo hago por la reunión sostenida por los mencionados personajes, en la Cámara de Diputados en Toluca. Que yo recuerde, nuestro Estado lleva en el nombre los Calificativos de Libre y Soberano, ¿qué no? Lo único bueno es que en breve, antes de que termine el mes, el presupuesto del Estado de México se autorizará por la Cámara de Diputados, y la pregunta es ¿a qué costo, considerando que es año electoral?…

Acerca del COVID, su letalidad y los contagios, hay malas noticias: para fin de mes, en el país la cifra por este mal andará ¡por los 150 mil muertos! Así que no hay vuelta de hoja; México sigue firme como el país que ocupa el cuarto lugar mundial con el mayor número de fallecidos, gracias al manejo de los ignorantes que están en el gobierno, y la cosa en este mismo mes, se podría poner peor, si empezando febrero llegan al 100 por ciento de ocupación los hospitales, y ya no habrá dónde atender a los enfermos…

La directora del Metro de la Ciudad de México, Florencia Serranía Soto, es un ejemplo claro de cómo pretenden eludir sus responsabilidades los ineptos funcionarios morenistas, pues luego del incendio que dejó fuera de servicio a seis estaciones del metro, dijo que no era asunto suyo, porque “yo sólo soy la directora “; de plano, sería de risa, de no ser porque su ineptitud le cuesta mucho dinero a los contribuyentes, y a veces, la vida, como a la servidora pública que murió en el incidente. En paralelo, a la gente le importó poco hacinarse sin medir el riesgo de contagio de COVID, en los autobuses que pusieron como opción al transporte de los miles de hombres y mujeres que quedaron varados…

El aumento al salario mínimo, al cual se han opuesto los sectores empresariales, es uno más de los motivos para que el presidente y sus fieles seguidores la emprendan contra “los conservadores”. Mario Delgado, presidente de MoReNa, que tiene registro de partido político, califica el aumento al salario mínimo como “una oportunidad para mejorar la vida de las y los trabajadores.” Es obvio que están acostumbrados a vivir del erario y no a ganarse el dinero, y menos a dirigir una empresa verdadera, donde el salario de los trabajadores impacta los gastos de producción. Este aumento, que se aplica desde el uno de enero de 2021, es del 15 por ciento, cuando las cifras de inflación del país rondan el 4 por ciento, por lo que es desproporcionado. Habrá un gran número de empresas que tengan que cerrar por incosteabilidad, por lo que los trabajadores saldrán perjudicados. Lo que es hacer cuentas alegres desde el escritorio…

Nos leemos, y ¡no baje la guardia!