Familiares de los 43 jóvenes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa acusaron que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) está dosificando y administrando la información que posee relacionada con el caso.

Tras sostener un encuentro en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador y otros integrantes del Gobierno de México Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43, señaló que lo expuesto por el general Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena y quien por primera vez participó en este encuentro, no dejó satisfechos a los familiares porque no se ha transparentado la actuación del 27 batallón de Iguala, Guerrero.

“Vemos que la parte floja en las investigaciones es la parte que tiene que ver con el Ejército Mexicano es ahí donde está el talón de Aquiles. Los padres insisten en que hubo una participación activa de elementos del Ejército Mexicano.

“Se generaron documentos, video, elementos de acervo probatorio necesarios para dilucidar lo que ocurrió y se considera que el ejército ha estado dosificando esa información, administrándola, no la ha dado completa, ellos dicen que si le han dado completa, entonces será una reunión de trabajo para ir dilucidando qué es lo que está faltando”, expuso.

A su vez, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas dijo que se le rindió a los padres de los 43 un informe sobre la investigación, búsquedas y el proceso de judicialización.

“Hoy se hizo la última entrega, desde el año 2019 que se ha solicitado a la Defensa Nacional se ha entregado, si hay alguna duda respecto a la misma se ha acordado que el Grupo Interdisciplinario de Expertos se reúna con el propio general secretario.

“Aquí lo que queremos es sumar esfuerzos, que no haya ninguna duda, que toda la información disponible en la administración pública federal se incorpore al caso y yo creo que estas reuniones que vamos a tener haya plena satisfacción”, puntualizó.

La próxima reunión del presidente López Obrador con lo familiares de los normalistas desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014 se programó para el mes de marzo.

Fuente: El Sol de México