Audi reducirá turnos de trabajo en su planta de San José Chiapa, Puebla, a partir del lunes, debido al desabasto de semiconductores ocasionado por una sobredemanda inesperada a nivel global.

El 18 de diciembre, el grupo Volkswagen ya había adelantado la necesidad de interrumpir la producción de varias de sus marcas, incluida Audi, en todo el mundo por falta de semiconductores.

“La pandemia de COVID 19 llevó a la industria automotriz a tener bajas en ventas en 2020, por lo que los principales fabricantes de semiconductores orientaron su producción para satisfacer la demanda de otras industrias. Como ejemplo, al sector de consumo, que ha tenido una mayor demanda de chips debido a la tecnología 5G”, explica la marca en un comunicado enviado por correo a Expansión.

Pero la rápida recuperación del mercado automovilístico y la sobredemanda por parte de los fabricantes de computadoras y tabletas ha ocasionando cuellos de botella en el suministro de semiconductores.

Debido a esto, la planta mexicana operará con un turno, de lunes a viernes, del 18 al 29 de enero. Del 1 al 12 de febrero, la planta producirá con dos turnos, de miércoles a viernes.

El complejo produce el modelo Q5, tanto para consumo local como para exportar, con excepción de China, al resto del mundo. En 2020, la producción ascendió a 123,955 unidades, según datos de Inegi.

El desabasto de semiconductores empezó a notarse la semana pasada y estaremos monitoreando las consecuencias de esto”, advirtió a inicios de la semana Oscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes.

Audi es el primer fabricante que anuncia un ajuste en su producción en México ante el desabasto de semiconductores.

“La compañía examinará continuamente las contramedidas y alternativas para limitar el impacto del cuello de botella en el suministro y, por tanto, el número de vehículos afectados, también en estrecha consulta con los proveedores”, concluye el comunicado.

Fuente: Expansión