La senadora María Soledad Luévano Cantú propuso una reforma a la Constitución Política, para que las sentencias que emitan las autoridades judiciales se elaboren con un lenguaje comprensible para todas las personas.

Del Grupo Parlamentario de Morena, la legisladora consideró fundamental que en el caso de que alguna de las partes hable un lenguaje diferente al español, se incluya una traducción de la sentencia.

O bien, explicó Luévano Cantú, cuando en los juicios se afecte los derechos de menores o personas con discapacidad, se tiene que incluir una versión adaptada a estas condiciones, con el objetivo de garantizar la comprensión del resolutivo para los interesados.

Todo esto propiciaría que los involucrados en un juicio entiendan perfectamente la resolución judicial y evitaría una interpretación incorrecta a la misma, aseguró la senadora por el estado de Zacatecas, abundó.

La sentencia, apuntó, es un acto de declaración con el que se extingue, modifica o reconoce una situación jurídica emanada de una autoridad, parte integrante de un poder del Estado que debe ejercerla de acuerdo con su propia competencia.

En cualquier momento de la vida, explicó la senadora, podemos ser parte actora, parte demandada, juez, magistrado, abogado de una u otra de las partes, en virtud de alguna controversia o problemática que será solucionada mediante una resolución emitida por la autoridad competente.

“Y en muchos casos las resoluciones son obscuras y poco entendibles, incluso para los juristas, ya que son redactadas con un lenguaje difícil de comprender para el lector, por lo que se requiere que sean más claras, pues son la definición del destino, patrimonio o libertad de las personas”, aclaró.

La iniciativa con proyecto de decreto por la que se adiciona un párrafo al artículo 14 de la Constitución, fue turnada de manera directa a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda.